El beneficio neto de Enel cae un 16,2% en los primeros nueve meses

0
Francesco Starace, CEO de Enel. FOTO: EFE
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail
Francesco Starace, CEO de Enel. FOTO: EFE
Francesco Starace, CEO de Enel. FOTO: EFE

La compañía energética italiana Enel registró un beneficio neto de 1.957 millones de euros durante los primeros nueve meses, un 16,2 % menos que los 2.335 millones del mismo periodo del ejercicio precedente.

Su beneficio bruto de explotación (Ebitda) fue de 11.608 millones de euros, mientras que en el mismo periodo del año anterior fue de 11.966 millones, según las cuentas aprobadas por el Consejo de Administración, informó Enel en un comunicado.

El beneficio neto de explotación (Ebit) fue de 7.155 millones de euros, un 2,7 % menos respecto al mismo periodo de 2013, cuando fue de 7.352 millones de euros.

Durante el tercer trimestre, el beneficio neto cayó un 58,5 %, hasta los 272 millones de euros, frente a los 655 millones del mismo período del año precedente.

El Ebitda del tercer trimestre cayó un 2,4 % (3.730 millones de euros) y el Ebit se redujo un 5,1 % (2.144 millones de euros), precisó Enel.

El consejero delegado de Enel, Francesco Starace, consideró que los resultados “demuestran una resistencia sustancial del grupo para hacer frente a la duradera incertidumbre asociada al contexto macroeconómico europeo”.

Agregó que los resultados de los primeros nueve meses de 2014 también responden al efecto del tipo de cambio en Rusia y Latinoamérica y al impacto de las medidas reguladoras introducidas en España”.

En el próximo trimestre, según Starace, el grupo “continuará centrándose en los mercados emergentes y en las energías renovables” y destacó que podrá beneficiarse de las consecuencias de contar con una “estructura organizativa más eficaz”.

No obstante, los responsables de Enel insisten en la nota de resultados en la incertidumbre macroeconómica predominante a la hora de prever qué pasará en los próximos meses.

En Italia, Enel constata la debilidad de la demanda energética, con una contracción prevista del 2,9 %, mientras que en España detecta un crecimiento del 0,3 % en datos desestacionalizados.

“Las economías emergentes, por el contrario, continúan registrando índices de crecimiento de la demanda significativos, aunque ligeramente inferiores a las previsiones iniciales”, agrega la nota.

Además, confirma que en los próximos meses “continuará el proceso de racionalización de la estructura societaria ya lanzado por medio de operaciones de compra de participaciones minoritarias en Latinoamérica”. 

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

Nueve + 11 =