El fin de la guerra del gas ruso avanza pero aún sigue sin solución

0
Putin y Poroshenko se han reunido con Hollande y Merkel de testigos. FOTO: EFE.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Putin y Poroshenko se han reunido con Hollande y Merkel de testigos. FOTO: EFE.
Putin y Poroshenko se han reunido con Hollande y Merkel de testigos. FOTO: EFE.

Sí pero no. Hay avances para que el conflicto entre Rusia y Ucrania por el gas llegue a su término pero para eso aún habrá que esperar. Ucrania y Rusia han acordado los principios básicos para un nuevo contrato de gas, anunció hoy el presidente ucraniano, Petró Poroshenko, tras la reunión mantenida en la cumbre Asia-Europa que se ha celebrado en Milán con el líder ruso, Vladímir Putin.

“Hemos acordado los parámetros básicos del contrato de gas”, dijo Poroshenko, quien agregó que en las próximas horas proseguirán las consultas sobre la búsqueda de fuentes de financiación del contrato de importación del gas ruso, según informaron los medios locales.

Poroshenko habló de “progresos concretos, pero moderados en materia de gas”, asunto que enfrenta a ambos países desde hace varios meses.

La víspera, durante su visita a Belgrado, Putin amenazó con reducir el suministro de gas natural a Europa en caso de que Ucrania desvíe el flujo para su consumo interno de los gasoductos de tránsito por su territorio.

Rusia ya cortó el flujo de gas hacia Ucrania el pasado 16 de junio tras la disputa con Kiev sobre una deuda acumulada por los suministros de ese combustible que, según Moscú, supera ya los 5.000 millones de dólares.

Durante algunos meses de invierno de 2006, 2008 y 2009 se produjeron las conocidas como “guerras del gas”, en la que las desavenencias entre Moscú y Kiev por el precio del carburante desembocaron en cortes en el suministro por parte de Rusia.

“Espero que llegaremos a un acuerdo y pondremos el punto final a esa cuestión”, agregó el jefe del Kremlin.

El pasado 26 de septiembre Moscú y Kiev sellaron un pacto en Bruselas que obliga a Ucrania a pagar antes de fin de año 3.100 millones de dólares (2.430 millones de euros) a Rusia por consumos previos.

Las partes también se comprometieron a esperar a la sentencia del Tribunal de Arbitraje de Estocolmo para resolver el contencioso del precio.

Esta semana el ministro de Energía ruso, Alexandr Novak, rebajó de 2.000 millones a 1.454 millones de dólares la cantidad que Kiev debe pagar en una primera transferencia para que Moscú reanude los suministros.

En respuesta, Kiev propuso prorrogar hasta marzo de 2015 el plazo de pago de los 3.100 millones de dólares y reducir de 5.000 millones a 4.000 millones los metros cúbicos de gas que importará de Rusia durante el invierno, precisó Novak.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail
Compartir
Artículo anteriorGeneral Electric gana un 10,8% más en el tercer trimestre
Artículo siguienteMerkel reduce la ayuda a las renovables para bajar la luz al consumidor

Dejar respuesta

cinco × 2 =