Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Hace aproximadamente un año este diario se hizo eco del lanzamiento de un nuevo producto que iba a cambiar el modelo energético. Se trata de unas baterías de grafeno que la empresa Grabat Energy iba a fabricar en Yecla (Murcia). Parecía increíble. Que en una ciudad como Yecla se fuera a realizar un proyecto tecnológico de estas características.

Según anunciaron en el acto de presentación, Grabat Energy anunció que el proyecto de industrialización de las baterías tiene dos fases. La primera, en la que se han invertido 30 millones de euros (está por ver), permitiría la construcción de 20 líneas de fabricación en la planta de Yecla que fabricarían 80 millonesde celdas al año.

“La primera línea ya está lista, empezará en marzo, y para junio está previsto que funcionen cinco, que irán incrementándose hasta esas 20”, dijeron en el acto. Un año más tarde no hay nada de nada.

También dijeron que la segunda fase conllevaría una inversión de 350 millones de euros para hacer la fábrica más grande, lo que posibilitará emplear a 7.000 personas y que, en 2019, se alcance un pico de facturación de 3.000-4.000 millones de euros.

También hablaron de que tenían certificados, los cuales no probaban nada y que estaban trabajando con las Universidades de Córdoba y Ciudad Real. Así como un socio chino, la empresa Chint, del que se esperan 18 millones de euros presuntamente.

Un proyecto que se tragó hasta el por entonces secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, que apadrinó las supuestas baterías de grafeno en el acto de presentación.

Después de un año de dimes y diretes, Grabat Energy no tiene aún nada. Una portavoz de la compañía asegura que el proyecto va hacia adelante pero que se está retrasando por culpa de permisos y haberes administrativos. El caso es que, de momento, la batería de ensueño que iba a arreglar el mundo ni se la ha visto ni se la espera.

Jaime García-Legaz fue el padrino del lanzamiento de las baterías de grafeno de Grabat Energy.
Jaime García-Legaz fue el padrino del lanzamiento de las baterías de grafeno de Grabat Energy.

Pero hay un hilo de esperanza. Un pequeño recoveco de credibilidad que se lo ha dado el mismísimo Gobierno de Murcia. El pasado diciembre, el Gobierno de Murcia incluyó a la localidad de Yecla dentro del programa de la Unidad de Aceleración de Inversiones (UNAI) de la Comunidad Autónoma, según cuenta el diario La Verdad.

Se trata de una especie de herramienta de coordinación de los órganos administrativos que tramitan los nuevos proyectos empresariales a la hora de la presentación de expedientes y documentación.

Para poder beneficiarse de esta aceleradora de los procesos, las empresas que quieran utilizarla deberán crear 10 o más puestos de trabajo y tener previstas inversiones superiores a los 400.000 euros.

Supuestamente Grabat Energy se beneficiará de ello ya que pretende invertir 40 millones de euros y crear al menos unos 200 puestos de trabajo. Ese es el plan que la empresa de Martín Martínez Rovira ha presentado a la Consejería.

“Grabat Energy se beneficiará de la reducción al 50% de los plazos habituales que tienen los organismos públicos y la coordinación de las distintas administraciones tanto local como regional”, dijo el consejero.

De esta manera, Grabat Energy ya se queda sin excusas para alargar la puesta en marcha de sus baterías de grafeno. Si los procesos administrativos se aceleran, supuestamente tendrá que ver la luz en los próximos meses. ¿Lo veremos?

 

 

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

5 Comentarios

  1. Me temo que no lo veremos, la tecnología aun no existe a escala industrial- Este Emprendedor-apandador tiene ya un historial de engaño a las administraciones que no permite ser optimista.

  2. Ya las veremos yo tengo plena confianza en este proyecto, pero tardara un poco para que vea la luz, hay muchos intereses economicos en juego para que su comercializacion sea demasiado rapida.

    • Cierto el principal problema son las automovilísticas que tienen que amortizar sus productos y repuestos, y los gobiernos que ven un descenso de ingresos por impuestos de hidrocarburos.
      Pero en mi opinión ha llegado el momento.
      Dentro de unos meses se fabricarán en serie celdas de polimero de grafeno. Ahora creo que es imparable. Aunque será un cambio lento, dentro de una década la mayoría de coches serán eléctricos. Con baterías u otros sistemas que ya están funcionando en prototipos.

  3. Jajajaja. Los Martínez rovira jajaja quien no los conoce piensa que son unos mentirosos , timadores y todo lo que se les ha atribuido….pero….quiEn los conoce SABE que son mentirosos a récord. ..

Dejar respuesta

16 − Trece =