Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

No hay confirmación oficial pero la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, ya habla de una Ley de Cambio Climático y de Transición Energética. “Este concepto aparece y desaparece como el Guadiana, aunque es una buena señal que el Ministerio ya hable de una ley de cambio climático y transición energética”, señala a este diario José Luis García Ortega, responsable de Energía de Greenpeace.

Durante la elaboración de esta ley, Tejerina quiere que se haga en un ambiente lo más conciliador posible, por eso se ha comprometido con las cinco ONG ecologistas (Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, WWF y SEO/BirdLife) que participarán en su desarrollo.

“Está muy bien que cuente con nosotros pero solo faltaría”, explica García Ortega, “aunque no somos especiales, la ministra quiere dar voz a todos los sectores involucrados”.

Así pues, la ministra ya ha adelantado en la Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático del Senado, que la Ley de Cambio Climático y de Transición Energética debe incluir medidas que faciliten el paso hacia una economía baja en carbono, con medidas dirigidas a un transporte y sectores difusos menos emisores, por ejemplo con proyectos como la electrificación de las carreteras, así como para fomentar el turismo verde y otras iniciativas para transformar la economía con proyectos que concilian medio ambiente y desarrollo socioeconómico.

“Esperemos que el contexto de esta ley no sea solamente la transposición del paquete de invierno de la Unión Europea, España debería ir más allá de los objetivos 2020 y 2030 de la UE porque están por debajo de los compromisos adquiridos en los Acuerdos de París, y que el planteamiento sea a largo plazo, a un horizonte 2050 cuyo destino sea un sistema eléctrico 100% renovable y se hayan erradicado las subvenciones a las energías sucias”, añade el responsable de Greenpeace, “aunque esto último está disfrazado en el paquete de invierno de la UE, con los mecanismos de capacidad y los límites de emisión de las centrales térmicas, que si reciben subvención estatal, las eléctricas podría decidir mantenerlas en funcionamiento”.

Para el sector ecologistas, la Ley de Cambio Climático y transición energética “podría no valer para nada o que sirva para poner en marcha una auténtica transición energética como ha ocurrido en Alemania”.

El Gobierno tiene de plazo hasta finales de este año para presentar un borrador de la ley, según marca el calendario europeo, “pero de ahí a aprobarse la ley puede pasar el tiempo que quiera el Gobierno”, concluye el experto.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

cinco × uno =