El Gobierno francés decide el cierre de una central nuclear sin fijar fecha

0
Central nuclear de Fessenheim (Francia).
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

El Gobierno francés formalizó su decisión de cerrar la central nuclear de Fessenheim, la más antigua de las que están en servicio, pero sin fijar una fecha precisa, lo que permite contemplar la posibilidad de que el próximo Ejecutivo dé marcha atrás.

La ministra de Ecología, Ségolène Royal, comunicó en un mensaje de Twitter -“dicho y hecho”-, la publicación del decreto para poner fin a la autorización de la central, que se encuentra en Alsacia (noreste), cerca de las fronteras alemana y suiza.

Royal había mantenido un pulso en los últimos días con la dirección de Electricité de France (EDF), la empresa estatal que explota el complejo atómico, y había avanzado que el decreto se adoptaría antes del fin del mandato de su Gobierno dentro de un mes.

Sobre la fecha de la extinción de la autorización de Fessenheim, en el texto se indica que será en el momento en que entre en servicio el reactor nuclear de nueva generación que se está construyendo en Flamanville, en la costa de Normandía (noroeste), algo que ocurrirá en el mejor de los casos en 2019.

El consejo de administración de EDF (en el que el Estado francés controla el 83 % del capital) dio su visto bueno para solicitar el fin de esa autorización, pero posponiendo ese trámite a seis meses antes de la conexión a la red de Flamanville.

En el trasfondo de este rifirrafe entre la empresa pública y el Ejecutivo está la promesa electoral del presidente francés, el socialista François Hollande, de cerrar Fessenheim y de reducir el peso de la energía nuclear del 75 % de la electricidad generada actualmente al 50 % en el horizonte de 2025.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

catorce + 17 =