Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

El mercado mundial de microrredes casi se duplicará en cinco años al pasar de de los 12.000 millones de dólares en 2016 a alrededor de 23.000 millones en 2021, registrando una tasa de crecimiento anual compuesta del 14%, según la firma de investigación y consultoría GlobalData.

El último informe de la compañía afirma que los principales impulsores de este mercado incluyen la resistencia, fiabilidad y credenciales medioambientales de las microrredes. Los desafíos incluyen marcos legislativos y reglamentarios, falta de aceptación por parte del usuario final y los altos costos asociados con la tecnología. Entre 2017 y 2021, se espera que el mercado progrese desde la fase de pruebas y demostración hasta la comercialización de proyectos.

Subha Krishnan, analista de energía de GlobalData, explica que “el despliegue de microrredes facilita el manejo dinámico de la energía y la capacidad de proteger cargas críticas. Las microrredes combinadas con la generación distribuida están cambiando las reglas del juego en el sistema de distribución de electricidad. Los desastres y los posibles ataques externos están aumentando la necesidad de que las instalaciones conectadas a la red se vuelvan más independientes y se espera que el impacto negativo de los apagones en la economía se reduzcan con la adopción de microrredes”.

El costo anual de los cortes de energía es bastante alto en Estados Unidos. El país ha comenzado a desplegar microrredes para asegurar la confiabilidad de la energía . Además, varias compañías eléctricas participan activamente en el despliegue de microrredes en América del Norte. Sin embargo, existen barreras tales como los desafíos técnicos, económicos y regulatorios sobre su desarrollo y la integración de las microrredes. Durante 2016, EEUU representó alrededor del 39% del mercado mundial de microrredes.

Krishnan continúa: “Para hacer una conversión de la red tradicional a una red moderna, es necesaria la transformación de los modelos de negocio y la adopción de tecnología innovadora”, añade Krishnan. Las tendencias del mercado reflejan que el avance tecnológico ha estado por delante de las políticas y regulaciones necesarias para la adopción de las microrredes.

“Es importante que haya un equilibrio entre los formuladores de políticas, los reguladores, los empresarios y los participantes en la industria para facilitar la transición sin problemas del sistema eléctrico actual a una red moderna. Políticas y regulaciones que fomentarán el desarrollo de proyectos y esfuerzos para estandarizar las microrredes para que integren en el sistema de suministro de energía”.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

dieciocho − 7 =