El precio de la bombona de butano podría empezar a bajar a partir de abril

0
Un camión de reparto de bombonas de butano de Repsol.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail
Un camión de reparto de bombonas de butano de Repsol.
Un camión de reparto de bombonas de butano de Repsol.

El precio de la bombona de butano tradicional de 12,5 kilos, que se encuentra congelado en un máximo de 17,5 euros desde 2013, podría empezar a bajar a partir de abril siempre que se mantengan los actuales niveles de consumo y cotización del crudo, según han indicado a Efe fuentes del sector.

La caída del crudo no se ha repercutido aún en el precio de venta de la bombona debido al déficit que arrastra el sector, como consecuencia de la aplicación de la normativa de 2013.

El precio de la bombona de butano está limitado a un máximo determinado por el Gobierno, que desde marzo de 2013 se revisa cada dos meses conforme a una fórmula vinculada a la cotización de los hidrocarburos.

Cuando se aprobó esta normativa, se estableció que este precio máximo no podría subir ni bajar más de un 5% en ninguna de las revisiones, al tiempo que se aprobó un precio máximo provisional de 17,5 euros que se ha prorrogado desde entonces.

Déficit

Este precio máximo se alcanzó, por aplicación de la fórmula, en mayo de 2013 y desde entonces el butano se vendía a un precio inferior al que resultaba de la aplicación de la fórmula, creando un déficit. Este déficit sumaba 60 millones de euros al cierre de 2013 y continuó creciendo a medida que subía el precio del crudo durante los primeros meses de 2014.

Sin embargo, el desplome de la cotización del crudo a partir de octubre del pasado año ha permitido empezar a compensar este déficit y, de mantenerse en los niveles actuales, este desfase desaparecerá completamente entre los meses de marzo y abril, según el sector.

Así, si el crudo y el consumo continúan a los niveles actuales, el precio de la bombona de butano podría bajar a partir de entonces, como resultado de aplicar la fórmula una vez desaparecido el déficit.

De hecho, el sector apunta incluso a la posibilidad de que algunas empresas estén dispuestas a vender la bombona por debajo del precio máximo fijado por el Gobierno gracias a las mejores condiciones económicas de las materias primas.

En cualquier caso, el sector apuesta por liberalizar completamente el sector, al tiempo que deja la puerta abierta al establecimiento de una bombona social para los consumidores más necesitados.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

2 + 6 =