Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

El PSOE sigue sin rumbo, al menos en materia energética. Su actual situación como organización es un fiel reflejo de su nuevo programa económico. No hay por donde cogerlo.

Este fin de semana, el partido socialista ha presentado su ponencia ESPAÑA 2020: una economía social y ambientalmente sostenible. En dicha ponencia, la energía no tiene el protagonismo que debería si el título es ese. La energía es la principal causante de las emisiones contaminantes y si se quiere ser ambientalmente sostenible se debería dar mayor protagonismo a la energía. Algo que no lo hace el PSOE al solo dedicarle unas escasas palabras y encima dejándolas para la parte final del texto.

El caso es que el PSOE sigue sin mostrar interés por la energía y además muestra bastante desconocimiento de la materia. Afirma en el texto sobre transición energética que “en la actualidad España tiene un 50% de su capacidad instalada sin utilizar”, algo que no es del todo cierto porque entre otras cosas si se usan renovables no se pueden utilizar las tecnologías térmicas y viceversa. Cuando existen 35.000 MW de tecnologías de respaldo para las renovables no se puede decir que haya un 50% de su capacidad sin utilizar.

Pero no solo es eso. El PSOE dice que hay que invertir en renovables para cumplir los compromisos europeos de cambio climático. Totalmente respetable. Hay que hacerlo. Pero lo que es muy difícil de comprender es cumplir con las reducciones de emisiones y decir lo siguiente sobre el carbón, lo que más contamina tras el transporte: “El carbón nacional es una reserva estratégica y tendrá su hueco térmico”. ¿Cómo se puede ser sostenible y apostar por el carbón? ¿No se ha dado cuenta el PSOE que el carbón no conjuga con la reducción de emisiones?

Además, dice que “las centrales nucleares agotarán su actividad al cumplir 40 años mientras, hay que poner en marcha planes de reindustrialización de las cuencas mineras que el gobierno del PP está incumpliendo desde 2012”. Pero, ¿no hay que darle hueco térmico? ¿En qué quedamos? ¿En dar hueco térmico o reindustrializar las cuencas? Todo no se puede.

Y a eso hay que sumar el cierre de las nucleares a los 40 años. Sin nuclear y sin carbón se pierde el 40% del actual mix eléctrico. ¿Con qué lo repone? ¿Con renovables? ¿Cómo se hace? ¿Cuánto costará? Para sustituir el carbón y la nuclear se necesitan muchos gigavatios de renovables que no darían tiempo a construir. Deberían explicar más cómo van a hacer las cosas en vez de soltar mensajes sin ton ni son.

Otra cosa que menciona en el documento es el autoconsumo. “Es preciso eliminar el impuesto al sol, regular y favorecer el autoconsumo con criterios de eficiencia energética, especialmente en las ciudades con problemas de contaminación”. ¿No les suena lo de autoconsumo eficiente? Una pista, pacto PP-Ciudadanos.

En definitiva, el PSOE sigue sin tener un rumbo claro. Por otro lado, Pedro Sánchez sí fue más claro con el carbón, al que ni mencionó en su texto y al que le ha quitado toda la importancia que ha tenido históricamente en el partido.

Es necesario que el PSOE tenga las cosas más claras para que se produzca una transición energética en condiciones en España. Es uno de los dos grandes partidos, y tiene que encontrar su rumbo. Así, será complicado que pueda rebatir las tesis del PP o de Podemos.

Un análisis de Ramón Roca, director de El Periódico de la Energía.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

1 Comentario

  1. Ese es el problema tanto en el partido mencionado como en Podemos.

    -CARBÓN SÍ o no, según donde se esté hablando.

    -PROPUESTAS CONCRETAS para cerrar nucleares (y carbón si toca ese día) NINGUNA. (las propuestas en temas energético CON NÚMEROS por favor).

    En materia energética NINGÚN partido es serio.

Dejar respuesta

quince − Ocho =