Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

El secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal, tiene casi todas las papeletas para ser el nuevo presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Se trata de uno de los cargos que el Gobierno de Mariano Rajoy tiene que nombrar ya que en estos momentos la presidencia está en funciones con Juan Manuel Santos-Suárez, que sustituyó a la anterior presidenta, Elvira Rodríguez. Ésta cumplió su mandato y como el Gobierno estaba aún en funciones no pudo nombrar a un sustituto.

Pero ya hay Gobierno y entre las personas de confianza de Rajoy, de Soraya Sáenz de Santamaría y del ministro Luis de Guindos se encuentra el secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal.

Nadal vio como Moncloa prefirió a su hermano Álvaro como ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital. No sentó bien la decisión de Rajoy. Hubo cierto malestar que se vio en la toma de posesión de Álvaro Nadal como ministro al no acudir se hermano gemelo. Ahí, Álvaro contó a algunos periodistas que sería raro que estuviesen los dos hermanos juntos.

Por eso, la sensación en Moncloa es que se le debe una a Alberto. Rajoy sabe que cumplió con creces el objetivo marcado de acabar con el déficit de tarifa. Siempre le han felicitado por ello. Incluso su hermano lo alabó, a sabiendas que no estaba presente en el acto.

Y ese premio que tiene guardado Rajoy para Alberto Nadal es la presidencia de la CNMV. Se ha hablado de que podría sustituir a su hermano en la Oficina Económica de Moncloa, pero ese cargo está destinado más bien para la mujer de Alberto, la economista Eva Valle, que ha trabajado estos últimos años con su cuñado en la sede oficial del Gobierno.

Alberto hubiese preferido irse al Banco Mundial, una plaza que vio alejarse ante el nombramiento sorpresivo de su ex jefe, José Manuel Soria, y que finalmente recayó en Fernando Jiménez Latorre. Tras ese varapalo, y viendo que tocaba formar Gobierno, Alberto se postuló para ser el próximo ministro de Energía y Cambio Climático. Es lo que él había pedido.

Pero finalmente, ni se formó esa cartera ni tampoco fue él el ministro. Ahora tiene que decidirse. La presidencia de la CNMV le espera. Pero existen otras posibilidades.

Dirigir la SEPI

Otra de las posibilidades del futuro más inmediato de Alberto Nadal es la presidencia de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI). Pero aquí hay un escollo importante. Si realmente es ético que un secretario de Estado de Energía dirija después una compañía pública que controla empresas como Red Eléctrica, tiene participación en Enagás y Enresa o la totalidad del capital como Hunosa.

El Gobierno tiene que tomar una decisión para ver quién sucede en el cargo a Ramón Aguirre. El Ministerio de Hacienda que controla Cristóbal Montoro tiene la última palabra, pero seguro que será una persona cercana al Gobierno.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

20 − siete =