Endesa gana un 26% menos por culpa de los altos precios de la electricidad en el primer trimestre

0
José Bogas y Borja Prado, la bicefalia de Endesa. FOTO: Endesa.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Endesa obtuvo un beneficio neto de 253 millones de euros en el primer trimestre, un 26 % menos que en el mismo periodo de 2016, según la compañía por las “excepcionales condiciones del mercado”.

Según la información publicada hoy por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), los ingresos de la compañía se situaron en 5.223 millones de euros, un 7,1 % más que los obtenidos en los tres primeros meses del año anterior.

Endesa ha explicado que la producción hidroeléctrica y eólica en el primer trimestre de 2016 llevó a unos precios del mercado mayorista “extraordinariamente bajos”, mientras que en el mismo periodo de 2017 se caracterizó por un “extraordinario uso” de las plantas térmicas, lo que provocó precios muy elevados en el mercado eléctrico.

El resultado bruto de explotación (ebitda) también se redujo un 12 %, hasta 702 millones de euros, e incluyó la contribución de Enel Green Power España por importe de 57 millones de euros tras su toma de control el 27 de julio de 2016.

El descenso del ebitda estuvo motivado por el incremento del coste de las compras de energía, que aumentó un 35,3 %, debido al encarecimiento de la electricidad en el mercado mayorista, y al aumento de los consumos de combustibles en un 51,6 % por la mayor producción térmica.

Las ventas en el mercado liberalizado español del primer trimestre de 2017 ascendieron a 2.134 millones de euros, un 3,5 % más que en el mismo periodo del año anterior, y los ingresos por ventas a clientes en mercados europeos fuera de España ascendieron a 254 millones de euros, un 6,3 % más.

En el mercado regulado, las ventas fueron de 682 millones de euros, un 8,9 % más, por el aumento del precio medio, y los ingresos por gas se situaron en 745 millones, un 8,8 % más que en el primer trimestre de 2017.

Las inversiones brutas de Endesa en los tres primeros meses del año fueron de 261 millones de euros, un 11,1 % más, mientras que la deuda financiera neta se situó a 31 de marzo de 2017 en 5.495 millones de euros, un 11,3 % más que al finalizar 2016, después de que el 2 de enero se pagara a los accionistas un dividendo a cuenta de 0,7 euros por acción, que supuso el desembolso de 741 millones.

En términos operativos, la producción eléctrica peninsular de Endesa fue de 14.922 gigavatios hora (GWh), un 54,6 % más que en el primer trimestre de 2016, y las tecnologías nuclear e hidroeléctrica representaron el 58,1 % del mix de generación peninsular.

Por su parte, la producción en los territorios no peninsulares ascendió a 3.064 GWh, un aumento del 3,8 %.

El consejero delegado de Endesa, José Bogas, ha achacado la caída de los resultados al “extraordinario aumento de la demanda en las primeras semanas del año”, que se cubrió con tecnologías más caras al reducirse los recursos hidráulicos y eólicos, lo que elevó los precios en el mercado mayorista con el consiguiente impacto en las compras de energía de la compañía.

No obstante, ha señalado que las circunstancias han empezado a “normalizarse” y, previsiblemente, se irán “diluyendo a lo largo del año”.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

17 + 12 =