Engie cerrará la central térmica de Hazelwood, una de las más contaminantes del mundo

0
Central térmica australiana de Hazelwood, propiedad de Engie y Mitsui.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

La central térmica de Hazelwood, la planta de lignito australiana clasificada como una de las más contaminantes del mundo, podría cerrarse en cuestión de meses tras la decisión de la junta de la francesa Engie, principal accionista de la compañía con una participación del 72%, celebrada la semana pasada.

La junta de Engie decidió cerrar la central de Hazelwood, de 1.550 MW de potencia, ubicada en el Valle de Latrobe, en el estado de Victoria, Australia, aunque oficialmente, la compañía está diciendo que no se ha tomado aún la decisión, como mera formalidad a la espera de que su socio minoritario (28% del capital) Mitsui obtenga el visto bueno de sus accionistas. La fecha para el cierre está fijada el 1 de abril del próximo año, pero podría anticiparse.

Hazelwood le ha sacado los colores a Engie en numerosas ocasiones desde el momento en que se hizo con el activo tras la compra de International Power en 2010. Engie está participada en un tercio por el estado francés, que está tratando de liderar la lucha contra el cambio climático, lo que ha llevado a Engie a comprometer su salida de los activos de carbón. La compañía gala ya ha cerrado o vendido 5,9 GW de su cartera de 11,9 GW de su capacidad de generación a partir de carbón.

Engie es también un importante patrocinador de la Iniciativa Teravatio que pretende instalar más energía solar en todo el mundo, y predice que la mitad de toda la electricidad se obtenga de la generación local, especialmente a través de sistemas de energía solar y almacenamiento en las azoteas.

Según Les Echos, los costes del cierre superarán con creces todas las estimaciones que circulan en Australia, que los han cifrado entre 200 y 400 millones de dólares, y alcanzarán alrededor de los 1.000 millones de euros (unos 1.430 millones de dólares australianos).

El grupo comunitario Voices of the Valley ha pedido un “plan de transición justa” para una región que vive del carbón y quiere que el gobierno lleve a cabo su sustitución de manera urgente. “La comunidad de Latrobe Valley y los trabajadores de la central se encuentran a la espera de que Engie anuncie sus planes para Hazelwood,” dijo el portavoz Wendy Farmer.

“El impacto que el cierre de Hazelwood tendrá en nuestra comunidad es enorme. Sabemos que Hazelwood se cerrará más tarde o más temprano, y los gobiernos estatal y federal deberían hacer todo lo posible para evitar el cierre de Hazelwood tenga  un impacto negativo en nuestra comunidad”.

Los analistas dicen que es probable que el cierre de Hazelwood eleve los precios mayoristas de la electricidad alrededor de un 10% a corto plazo, porque va a eliminar el exceso de capacidad y eso significa que los otros generadores de carbón del estado -las centrales de Yallourn, Loy Yang A y Loy Yang B- puedan exigir precios más altos. No obstante, el impacto del objetivo de energía renovable de Victoria, establecido en el 40% para el año 2025, es probable que reduzca  los precios a medio y largo plazo.

 

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

dos × cuatro =