Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Los principales ganadores de la subasta de renovables han sido Forestalia, Gas Natural Fenosa y Enel Green Power España. Según ha podido saber El Periódico de la Energía de fuentes del mercado, Forestalia se ha hecho con 1.200 MW de energía eólica de los 3.000 MW que se han subastado, según los datos provisionales a falta de confirmar por la CNMC y el Gobierno.

La empresa aragonesa ya consiguió ser la ganadora de la subasta del año pasado cuando se subastaron 500 MW de eólica y 200 MW de biomasa. En esa ocasión, obtuvo 400 MW eólicos.

En total, tiene que construir unos 1.600 MW eólicos en los próximos tres años, con una inversión necesaria de cerca de 2.000 millones de euros para llevarlos a cabo.

Las mismas fuentes aseguran que Gas Natural Fenosa ha sido la segunda empresa que más megavatios se ha llevado en la subasta, con 667,5 MW (aunque la cifra no es oficial).

Y en tercer lugar, estaría Enel Green Power España (Endesa), que habría obtenido 540 MW, todos eólicos, al igual que el resto.

Asimismo, Iberdrola se ha quedado fuera al no conseguir ningún megavatio.

Entre otras grandes compañías que se han llevado parte de los 3.000 MW está Gamesa que también se habría llevado unos 206 MW.

Pero la otra gran sorpresa está en otra gran desconocida, y encima para más inri, también aragonesa. Se trata de Brial Energía, que habría ganado 237,5 MW, por encima de Gamesa. Esta empresa nació hace 85 años y se ha dedicado históricamente al sector inmobiliario y hotelero. Abrió una filial de energía, y ahora se ha adjudicado todos esos megavatios.

Otra empresa que se ha adjudicado parques eólicos es Norvento. Según fuentes del mercado, esta compañía se ha adjudicado 128,6 MW de la subasta.

Entre estas seis empresas se han llevado casi toda la subasta. En total más de 2.979 MW a repartir entre estas seis compañías.

Toda la adjudicación ha sido a precio cero, según las primeras informaciones, por lo que el Gobierno no tendrá que desembolsar finalmente ni un euro.

La mayoría de los 3.000 MW han ido a parar a la tecnología eólica. A pesar de que miles de megavatios de fotovoltaica se han presentado con las ofertas más bajas, las reglas complejas de la subasta, que daban ventaja a la tecnología que produzca mayor número de horas a igualdad de precios, es decir, la eólica, han acabado por sentenciar a la energía solar en dicha subasta.

Según las mismas fuentes, la fotovoltaica se ha llevado las migas. Kilovatios para proyectos de cientos de megavatios. Han acabado por llevarse los ajustes de la subasta, algo que no sirve para nada a los productores fotovoltaicos.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

tres × tres =