Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

El Estado francés ha seleccionado el proyecto de parque eólico flotante piloto en el Mediterráneo del consorcio formado por ENGIE, EDP Renováveis, Caisse des Dépôts, Eiffage/Principle Power y GE.

Los socios celebran esta decisión, que reconoce las innovadoras decisiones tecnológicas y la experiencia y saber hacer del consorcio, cuyo objetivo es conseguir que la energía eólica flotante se convierta en una alternativa competitiva e integrada en el mix energético, junto a actores nacionales y locales que ya están totalmente activos.

De esta manera, Francia le muestra el camino a España de que en el Mediterráneo también se puede hacer eólica marina. Algo que en España siempre se ha desechado por la alta profundidad del subsuelo marino en la costa mediterránea española. Así, la eólica flotante puede ser una solución a medio y largo plazo para esta región.

ENGIE, EDP Renováveis y Caisse des Dépôts, que ya participan en los proyectos de energía eólica marina de Tréport y de Îles d’Yeu y Noirmoutier, se han rodeado de socios industriales de primer nivel que disponen también de amplia experiencia en grandes proyectos de infraestructuras y en la más prometedora tecnología de estructuras flotantes.

Situado en la costa de Leucate – Le Barcarès, el primer emplazamiento de energía eólica marina de Francia, el parque piloto estará compuesto por cuatro aerogeneradores GE Haliade de 150-6 MW/unidad asociados a estructuras flotantes semisumergibles diseñadas por Principle Power en Aix-en-Provence y fabricadas por Eiffage Métal en Fos-sur-Mer.

El montaje, almacenamiento y logística del conjunto se llevará a cabo en Port-la-Nouvelle, en el departamento de Aude. Desarrollado de forma concertada con actores a nivel local, el proyecto favorecerá especialmente a las empresas de las regiones de Occitania y Provenza-Alpes-Costa Azul (en concreto, mediante la diversificación de la fábrica de Fos sur Mer gracias a la energía renovable marina).

Tras una etapa de estudio y negociación y su posterior construcción, los parques eólicos entrarán en fase de producción a partir de 2020 para esbozar el desarrollo comercial del consorcio francés de energía eólica flotante y su posicionamiento competitivo en materia de exportaciones.

La energía eólica flotante, con su tecnología avanzada, cuenta con la ventaja de poder instalarse en aguas profundas, con mucho viento y alejadas de la costa. El litoral mediterráneo francés es especialmente propicio para el desarrollo de esta energía renovable marina, y representa una zona idónea de ensayo para los proyectos internacionales futuros.

 

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

cuatro × 3 =