Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Iberdrola ya tiene su gran proyecto de eólica marina en EEUU. La compañía española, a través de su filial norteamericana Avangrid Renewables, ha resultado la vencedora de la subasta de eólica marina en Carolina del Norte, en la costa este de EEUU.

Iberdrola ha ganado así a otras tres ofertantes (Statoil, Wind Future y Alpha) tras 17 rondas de ofertas. Al final, la compañía española ha ganado al ofrecer 9.066.650 dólares por un área de 495 kilómetros cuadrados, a unos 45 kilómetros frente a la costa de Kitty Hawk. Este es el nombre del área.

Utilizando las estimaciones del Laboratorio Nacional de Energía Renovable de EEUU de tres megavatios (MW) por kilómetro cuadrado, el área de arrendamiento tiene un potencial de capacidad de generación de 1.486 MW. El tamaño real del proyecto de energía eólica será determinado por la propia Iberdrola.

kitty_hawk_webl

No se puede entrar con mejor pie en el negocio de la eólica offshore en EEUU. Kitty Hawk será el primer proyecto de Iberdrola en eólica marina en aguas de EEUU. Además, se convierte en la primera empresa que gana una subasta de eólica marina en la era Trump, que no es muy dicho por las energías renovables.

El contrato de arrendamiento tendrá una duración preliminar de un año, durante el cual el arrendatario, es decir Iberdrola, puede presentar un Plan de Evaluación de Sitios (SAP) para que lo apruebe la Oficina de Desarrollo de la Energía del Océano (BOEM). En el SAP se describirán las instalaciones (por ejemplo, torres meteorológicas o boyas) que el arrendatario tiene previsto instalar o implementar para la evaluación de los recursos de viento y las condiciones del océano de su área de arrendamiento comercial.

Tras la aprobación del SAP, Iberdrola tendrá entonces cuatro años y medio para presentar un plan de operaciones de construcción (COP) a la BOEM para su aprobación. Este plan proporcionará una propuesta detallada para la construcción y operación de un proyecto de energía eólica en el área de arrendamiento.

Una vez la BOEM recibe el COP, se llevará a cabo una revisión ambiental del proyecto propuesto y las alternativas razonables. La opinión del público será una parte importante del proceso de revisión de la BOEM. Si la oficina aprueba la COP, el arrendatario tendrá entonces un plazo de 25 años para construir y operar el proyecto.

Hasta la fecha, la BOEM ha celebrado siete subastas competitivas, generando más de 67 millones de dólares en ingresos para el gobierno federal, a cambio de concesiones que cubren más de 1,1 millones de acres, incluyendo el récord de 42,5 millones que ofreció Statoil por el área de arrendamiento de energía eólica marina de Nueva York.

 

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

diecinueve + 14 =