Kazajistán inaugura el banco de uranio del OIEA

0
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

El presidente de Kazajistán, Nursultán Nazarbáyev, inauguró hoy el banco de uranio poco enriquecido del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), instalado en la ciudad kazaja de Oskaman.

El mandatario kazajo entregó las llaves del edificio al director general del OIEA, Yukiya Amano, y propuso la celebración de una cumbre mundial sobre seguridad nuclear en Astaná, la capital del país centroasiático.

“Hace tiempo se celebró una cumbre por iniciativa estadounidense. Ahora Kazajistán está preparado para iniciar la renovación de la cumbre mundial de seguridad nuclear”, dijo Nazarbáyev, a la vez que se mostró preocupado por la situación mundial en materia de seguridad nuclear y abogó por buscar una solución entre todos los Estados con capacidad nuclear.

“Propongo legalizar la situación de todos los Estados nucleares de facto y convocar una cumbre de países nucleares para discutir conjuntamente la solución a este problema global”, dijo.

Nazarbáyev se refirió también a las sanciones estadounidenses contra Rusia, lo que a su juicio “preocupa a toda la humanidad” al tratarse de “un aumento de las tensiones entre los dos principales Estados nucleares del mundo”.

Por su parte, Amano agradeció las “generosas contribuciones financieras” que han hecho posible la apertura del banco de uranio poco enriquecido (LEU, por sus siglas en inglés).

“Este es un proyecto muy complejo que ha integrado una gran cantidad de acuerdos. Estoy muy agradecido a todos los donantes: Estados Unidos, la Unión Europea (UE), Kuwait, Emiratos Árabes Unidos, Noruega, Kazajistán y la Iniciativa de Amenaza Nuclear”, dijo.

“El banco LEU hará una contribución valiosa a los esfuerzos internacionales para asegurar la existencia de combustible para las plantas nucleares”, añadió.

El ministro de Energía kazajo, Kanat Bozunbáyev, consideró que “la creación de un banco LEU es una contribución significativa de nuestro país al desarme nuclear y al fortalecimiento de la seguridad internacional”.

El banco de uranio poco enriquecido pretende proporcionar una reserva de combustible para ser puesto a disposición de los Estados miembros del OIEA, a precios de mercado, como último recurso en caso de que no sean capaces de obtener uranio poco enriquecido para la generación de energía en el mercado comercial mundial.

El OIEA decidió en 2006 establecer un banco de uranio de poco enriquecido y en 2011 Kazajistán se ofreció para acoger la instalación en su territorio, en la planta metalúrgica Ulba en Oskemen situado al este de Kazajistán

Bajo el mandato del presidente Nazarbáyev, Kazajistán renunció a todas las armas nucleares de la era soviética, destruyó el campo de pruebas nucleares de Semipalatinsk y se unió al Tratado de No Proliferación Nuclear como Estado no poseedor de armas nucleares.

La apertura de la instalación ha coincidido con el Día Internacional contra los Ensayos Nucleares.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

cuatro × 3 =