La AIE rebaja ligeramente su previsión sobre la demanda de petróleo en 2017

0
Laszlo Varro, economista jefe de la AIE. FOTO: AIE/Michael Dean
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) ha revisado ligeramente a la baja su previsión sobre la demanda mundial de petróleo este año y consideró que los recortes comprometidos por algunos productores van a provocar una subida de las extracciones de Estados Unidos por encima de lo estimado.

En su informe mensual sobre el mercado petrolero, la AIE dijo que el acuerdo entre la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y otros once países, que ya ha cumplido la mitad de los seis meses de vigencia inicial, les ha funcionado “bastante bien” porque se ha conseguido estabilizar el precio del barril, tras el bajón de comienzos de marzo.

A la vista del creciente cumplimiento del pacto de recortes (un 64 % del objetivo en marzo, tras el 38 % en febrero) y en caso de que se prolongue seis meses más, se alentaría el encarecimiento del barril, por un lado, pero por otro supondría una incitación a las explotaciones de esquistos en Estados Unidos y en otros países.

De hecho, la agencia -que reúne a los grandes consumidores de energía miembros de la OCDE- augura que para mayo la tendencia a la baja de la producción se invertirá, y en el conjunto del año aumentará en 485.000 barriles diarios suplementarios, cuando en 2016 se produjo un descenso de 790.000.

El grueso de ese ímpetu vendrá de Estados Unidos, que ha pasado de extraer 8,6 millones de barriles diarios en septiembre a 9 millones en marzo, y debería seguir esa tendencia para llegar a 9,5 millones a finales de 2017, gracias sobre todo al esquisto.

En ese horizonte, la producción estadounidense será 680.000 barriles diarios superior a la de un año antes, un tirón superior al que había contemplado hasta ahora la AIE.

Otro factor que puede influir en el mercado es la corrección a la baja de la demanda de crudo, en primer lugar a la vista de los datos del primer trimestre, que son más débiles de lo esperado en países de Oriente Medio, Rusia, India, Corea del Sur o Estados Unidos.

Para todo 2017, los autores del informe calcularon que el consumo mundial será de 97,9 millones de barriles diarios, 100.000 menos de lo que habían anticipado el mes pasado.

Eso significará que el incremento interanual se quedará en 1,3 millones de barriles en lugar del alza de 1,6 millones que se había constatado en 2016.

En febrero, las reservas industriales de los miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) disminuyeron en 8,1 millones de barriles para quedar en 3.055 millones.

Pero a partir de los datos preliminares de marzo, en todo el primer trimestre esas existencias han crecido en 38,5 millones de barriles.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

2 × 5 =