Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Las previsiones de energía solar de este año se han rebajado un poco pero no parece que haya motivos para preocuparse. Incluso con un ajuste de 4 GW a la baja en las instalaciones proyectadas, una vez más las nuevas adiciones de capacidad solar establecerán un nuevo récord en 2017.

Los 81 gigavatios que se espera que se instalen este año son más del doble de la capacidad solar instalada en 2014 y 32 veces más que la solar desplegada hace una década. En el año 2000, las instalaciones mundiales totalizaron 150 megavatios.
Estos son los datos más destacados de la última edición del Global Solar Demand Monitor de GTM Research, que sigue de cerca los movimientos del mercado y la evolución de éste en todos los países del mundo.

ecvolucion-de-las-nuevas-instalaciones-mundiales-de-energia-solar

Uno de los datos más reveladores es que en 2022, la capacidad global probablemente llegará a 871 gigavatios. Esa capacidad es cerca de 43 gigavatios más que las instalaciones acumuladas de eólica previstas para esa fecha, y más del doble de la capacidad nuclear actual. De hecho, a finales de este año la solar fotovoltaica podría competir con la capacidad nuclear global. Y eso es un hito importante.

Según el Instituto de Energía Nuclear, hay 391,5 gigavatios de plantas nucleares que operan en todo el mundo. Al cierre del año, habrá aproximadamente 390 gigavatios de plantas solares fotovoltaicas repartidas por todo el mundo, según las estimaciones de GTM Research, y las cifras finales podrían ser mayores, ya que las perspectivas para China están creciendo a un ritmo más fuerte.

Por primera vez, las plantas de energía solar y las centrales nucleares estarán en pie de igualdad, al menos en lo que respecta a la capacidad bruta, aunque cuando se trata de electrones, la producción es otro cantar y la nuclear sigue dominando. La nuclear genera 2.476.671 gigavatios-hora de electricidad cada año, representando aproximadamente el 11% de la generación mundial. La solar, por el contrario, sólo representa 375.000 gigavatios-hora de electricidad al año, o alrededor del 1,8% de la generación mundial.

La brecha en generación es significativa. Pero la solar camina con pie firme. En 2014, la Agencia Internacional de la Energía examinó las tasas de crecimiento de la solar fotovoltaica a mediados de siglo. Bajo un escenario de alto crecimiento -que básicamente refleja el actual escenario del mundo real-, la AIE encontró que el mundo podría obtener el 16% de la electricidad a partir de la fuente fotovoltaica en 2050 y otro 11% de energía termosolar. Eso convertiría a la solar en la principal fuente de energía a nivel mundial.

En los últimos tres años, las tasas de crecimiento y las reducciones de costes de la energía solar han superado ampliamente las proyecciones. Mientras tanto, los altos costes, la construcción lenta y las alternativas renovables competitivas están haciendo que la industria nuclear mundial se tambalee. La tendencia, cada año que pasa, es más clara.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

2 × uno =