La CNMC, preocupada por el “elevado uso” de los almacenamientos de gas

0
Almacenamiento subterráneo de Serrablo. FOTO: Enagás
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

 

 

Almacenamiento subterráneo de Serrablo. FOTO: Enagás
Almacenamiento subterráneo de Serrablo. FOTO: Enagás

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha iniciado un “análisis” sobre la utilización de los almacenamientos de gas natural licuado (GNL), que actualmente se encuentran en un momento de “elevado uso”, lo que podría dificultar la entrada de nuevos operadores.

En un informe al que ha tenido acceso Efe, la CNMC señala que esta revisión pretende asegurar el “correcto cumplimiento” de la norma que regula estos almacenamientos y plantea incluso una “posible revisión” de la misma para garantizar la operación logística de las plantas de regasificación.

En este documento, la Comisión observa un repunte en el uso de la capacidad de almacenamiento de gas en España, principalmente debido a la afluencia de pequeños operadores.

Los denominados pequeños operadores son aquellos que contratan una mínima capacidad de regasificación -para devolver al GNL a su estado gaseoso, ya que en los puntos de origen se transforma en líquido para facilitar el transporte-, lo que les da derecho a utilizar los almacenamientos.

De hecho, la norma establece “medidas de discriminación positiva” a favor de estos pequeños agentes, a los que concede mayor capacidad de almacenamiento relativa, “para satisfacer sus mayores necesidades de flexibilidad en relación a su tamaño”.

Nuevos operadores

Además de esto, el almacenamiento de hasta 300 gigavatios hora (GWh) está exento de los recargos establecidos por la normativa para penalizar el exceso de existencias de gas “con el fin de evitar el acaparamiento de capacidad” que pueda restringir la entrada de nuevos agentes.

Así, la afluencia de estos pequeños agentes beneficiados por los menores recargos ha contribuido a llenar los almacenes de gas, lo que supone, a su vez, una restricción a la entrada de nuevos operadores.

Cambios

Por otra parte, la CNMC constata en el informe que las plantas regasificadoras de Barcelona, Cartagena y “en su mayor parte” Huelva han trabajado durante el tercer trimestre por debajo de su mínimo técnico.

En ese sentido, esta baja utilización ha llevado al gestor del sistema a declarar “dos situaciones de operación excepcional”: el desvío a Cartagena de dos buques con destino Bilbao y Barcelona en julio y desde Huelva en septiembre. 

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

5 × dos =