Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Parece que ya casi nadie se acuerda del subidón del precio de la luz de los pasados meses de diciembre y enero, más en este último. La CNMC decidió por sí misma iniciar un estudio riguroso de lo que estaba sucediendo en el mercado eléctrico ya que el precio de la electricidad estaba subiendo muchísimo en el mercado mayorista.

Según el presidente de la CNMC, José María Marín Quemada, la subida era del 30% por aquel entonces, entre noviembre y principios de diciembre. Indicó Marín que se estudiara en profundidad el mercado y se viera si se estaba produciendo algo inusual ya que la subida del precio no era habitual por esas fechas.

Al día siguiente, el ministro Álvaro Nadal se subió al carro como si con él no fuera la cosa. A los pocos días, el propio Nadal dijo a los cuatro vientos que se había reunido con Marín Quemada al que le pidió que iniciaran una investigación del mercado eléctrico. Todo mentira. Lo único que hubo, y que luego corrigió el propio ministro fue el envío de una carta del Ministerio a la CNMC pidiendo esa investigación. Fue a finales de diciembre.

Desde que la CNMC empezara a vigilar el mercado a principios del mes de diciembre, un grupo de técnicos ha estado revisando todo lo susceptible de sospecha. Han ido a ver centrales de varios lugares de España, han estado mirando el comportamiento de las distintas tecnologías, sus precios en el mercado, la situación que se vivía en la vecina Francia con el parón nuclear, las interconexiones, etc.

Han pasado casi tres meses y la CNMC no ha encontrado nada anormal en el mercado que le invite a abrir una investigación en profundidad. Ni un indicio de que se ha manipulado el mercado eléctrico o la generación.

A pesar de las presiones políticas por parte del Gobierno y el resto de partidos de la oposición (no hay que olvidar la manifestación de Unidos Podemos frente a la sede del organismo), el supervisor del mercado eléctrico no ha encontrado nada.

Aun así, el organismo que preside Marín Quemada sigue investigando y lo seguirá haciendo durante las próximas semanas hasta acabar de ver todo y por si encuentra algún indicio probatorio. Cuando finalice elevará un informe y comunicará al Gobierno la decisión definitiva.

De momento, no ha abierto la investigación, y probablemente no lo hará. Si en casi tres meses no ha visto nada es complicado que ahora se encuentre algo. O sí, quien sabe.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail
Compartir
Artículo anteriorRegistro increíble de la eólica en Dinamarca: cubre el 95,8% de la demanda eléctrica durante un día entero
Artículo siguienteLa fotovoltaica sigue desconectada en España: se han instalado solo unos 50 MW en 2016

1 Comentario

Dejar respuesta

dos × dos =