Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Pese a la tormenta política que se vive en estos días, la Comisión de Industria vuelve a retomar las tareas que quedaron pendientes en la Legislatura fallida pasada. Una de ellas es la comparecencia del presidente del Consejo de Seguridad Nuclear, Fernando Martí, ante los diputados para que informe de la actividad de esta institución en 2015 y sobre el estado y el futuro de las centrales de Almaraz (Cáceres) y Garoña (Burgos).

“Fernando Martí lleva sin comparecer ante el Congreso desde finales de 2014, y por tanto, sin cumplir con sus obligaciones, por eso, el próximo 5 de octubre se formará una delegación para solicitar su comparecencia“, explica Pilar Lucio, portavoz socialista en la Comisión, “y esperamos que por fin presente el informe anual y pueda dar explicaciones a las preguntas de los diputados”. Además, señala, “el próximo 20 de octubre se reunirá la Comisión de Industria y esperamos que sea por esas fechas, o un poco antes o un poco después, cuando venga”.

Formará parte de la delegación Juan López de Uralde, diputado de Unidos Podemos y coportavoz federal de Equo, aunque ya no es miembro de la Comisión de Industria . “En la última legislatura solicitamos la presencia del presidente del CSN y evitó comparecer retrasando la fecha hasta que se disolvieron las Cortes” señala, “en esta ocasión, si se vuelven a convocar unas terceras elecciones tiene que venir en octubre, pero si no, no hay un tope fijado para su asistencia”.

“Por supuesto que Fernando Martí intentará evitar acudir al Congreso hasta que no se haya formado Gobierno”, señalan fuentes del sector, “se le espera para que informe sobre la reapertura de la central de Garoña, y además ahora está el informe favorable para ejecutar y montar el almacén temporal individualizado de la central nuclear de Almaraz de Cáceres, que en realidad es una vinculación al alargamiento de la vida útil de las centrales”.

El grupo parlamentario socialista registró recientemente una proposición no de Ley para pedir esta comparecencia con el fin de que el presidente del CSN informe sobre la reapertura de la central de Garoña, la evaluación del emplazamiento del Almacén Temporal Centralizado (ATC) o la posible relajación de los criterios sobre la gravedad de los sucesos en las centrales nucleares. Una petición que el grupo popular por su parte ha rechazado.

Si no comparece, la posibilidad de pedir su cese, como ocurrió en la pasada Legislatura, no parece muy probable. “La situación política que estamos viviendo es muy complicada y no queremos hacer un esfuerzo inútil, sobre todo viendo que pasó a finales de abril pasado cuando solicitamos su cese, todo quedó en nada”, concluye Pilar Lucio.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

dieciseis − siete =