Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Las pymes españolas podrían ahorrar hasta más de 2.000 euros al año adoptando medidas de eficicencia energética, según el informe Endesa sobre Comportamiento Energético de las Empresas Españolas 2016, realizado entre más de 2.000 empresas.

Según el estudio, tan sólo un 81% de las pymes españolas han puesto en marcha medidas de eficiencia energética, lo que da una muestra de que “hay un amplio recorrido de mejora”, afirmó José Carlos Fernández Rey, responsable de Servicios de Valor Añadido para Empresas de Endesa.

En concreto, el sector industrial es el que más podría ahorrar con la implementación de este tipo medidas, con una media de un mínimo de 2.400 euros al año, seguido del agrario, con ahorros por encima de los 2.100 euros anuales, y del terciario, con ahorros mínimos de 2.000 euros al año.

Fernández Rey, responsable del estudio, destacó la importancia de “la conciencia” del uso razonable de la energía y de la implantación de sistemas de gestión energética para alcanzar esos objetivos de ahorro.

Así, una de las principales medidas para mejorar el comportamiento energético es el ajuste y optimización de la potencia contratada, que podría llevar a las pymes a ahorrar una media de 800 euros anuales, cifra que se podría elevar a más de 2.000 euros para el 20% de los casos.

Otro foco importante de ahorro radica en la iluminación eficiente, ya que la sustitución de luminarias antiguas por otras con tecnología LED permitiría ahorrar más de 1.200 euros al año de promedio a las empresas, con una recuperación de la inversión, en el 46% de los casos analizados, en menos de cuatro años.

Además, la mayor parte de las empresas españolas (un 68%) no práctica un control sobre los denominados consumos ‘fantasmas’, aquella energía que se consume sin necesidad, como las pantallas de ordenadores encendidas sin actividad, el aire acondicionado activado cuando no es necesario, o la iluminación en garajes de noche sin presencia de coches. El control de estos consumos podría ahorrar unos 1.400 euros al año.

De esta manera, aplicando todas estas medidas, las empresas españolas podrían reducir en un 20% su consumo energético. Asimismo, un 26% de las empresas analizadas por la energética presentaban un potencial de ahorro incluso superior.

Asimismo, invertir en ahorro energético no sólo fomenta la competitividad de las pymes, sino que además supone un beneficio para el medio ambiente, con una reducción de sus emisiones hasta en un 26%, como es el caso del sector terciario, un 20% en el industrial, o un 15% en el agrario.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

dos + uno =