Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

La empresa catalana LSolé, especializada en el diseño y fabricación de equipos de combustión de biomasa y residuos para producir energía, ha presentado concurso de acreedores ante el juzgado mercantil número 8 de Barcelona y ha despedido a trece trabajadores.

La compañía, dirigida por Daniel Solé, segunda generación familiar, asegura que está al corriente de pagos con los empleados, con Hacienda y la Seguridad Social y que la mayor parte de su deuda -75%- es bancaria.

LSolé solicitó el preconcurso el pasado 3 de febrero y ahora ha dado un paso más al declarar el concurso, según ha informado en un comunicado.

La empresa asegura que su objetivo es negociar una quita con la banca y los proveedores y alcanzar un convenio que permita superar esta situación, adaptando su estructura corporativa.

En este sentido, la firma ha presentado un expediente de regulación de empleo (ERE) que afecta principalmente al área de producción de los centros de Massanes (Girona) y Mataró (Barcelona).

La empresa, que ha despedido a 13 de los 23 trabajadores de estas dos plantas, prevé externalizar la actividad productiva y mantener las áreas de gerencia, comercial e ingeniería.

“La nueva estructura permitirá conservar el ‘know-how’ de la empresa, su activo más importante, y adaptarse mejor a las circunstancias del mercado”, sostiene LSolé.

El concurso ha sido propiciado por diversos factores, entre ellos la crisis, que ha comportado una menor inversión empresarial, sobre todo en algunos mercados internacionales, y la influencia de un largo período de precios bajos del petróleo, así como a inversiones realizadas.

LSolé dispone de un parque de más de 450 instalaciones industriales de entre 1 y 100 megavatios térmicos y está presente en medio centenar de países.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

4 × 5 =