La industria azulejera cree que la reforma energética compromete su futuro

0
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

La Asociación Española de Fabricantes de Azulejos y Pavimentos Cerámicos (Ascer) ha asegurado que el Gobierno “castiga” a la industria cerámica y la eficiencia energética y “compromete su viabilidad” tras la publicación de los parámetros aplicables a la cogeneración de la reforma energética.

Fábrica de azulejos en Portugal. FOTO: Wikipedia Commons.
Fábrica de azulejos en Portugal. FOTO: Wikipedia Commons.

La reforma eléctrica, mantiene Ascer, “penaliza injustamente a nuestra actividad al golpear a nuestra legítima herramienta de competitividad energética, que es la cogeneración, y supone un duro castigo al sector azulejero, la cogeneración y la eficiencia energética aplicada a la actividad industrial”.

A juicio de la patronal, la reforma “debería desarrollar una política energética de impulso al tejido industrial en lugar de implantar un castigo a la industria que contribuye a la mayor eficiencia energética del país”.

La industria española fabricante de azulejos y pavimentos cerámicos, representada por Ascer, ha venido manifestando desde que en julio de 2013 se aprobara el real decreto ley de medidas urgentes para garantizar la estabilidad financiera del sector eléctrico, las “graves consecuencias” de esta reforma para el sector.

El real decreto “supuso de entrada la inmediata eliminación del complemento de eficiencia y la bonificación por reactiva que supuso ya una pérdida de ingresos para el sector azulejero de 25 millones de euros”.

Según Ascer, la cogeneración es una tecnología de “vital importancia” para el sector, que permite conseguir un elevado grado de eficiencia energética y contribuye en gran medida al mantenimiento de la competitividad de una industria que tiene un alto grado de competencia entre países productores.

Los productores españoles exportan el 80 por ciento de su producción y los aumentos de costes son “difícilmente trasladables a los precios”, afirman.

“Esta dificultad en el aumento de precios supone que la reforma impactará directamente en la cuenta de resultados de las empresas” y conllevará “una pérdida de competitividad por el hundimiento de la cogeneración que afectará a la capacidad exportadora”, finaliza el comunicado.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

tres × uno =