La industria eólica exportó 2.234 millones en 2014, un 57,4% más

0
Los recortes a las renovables han puesto fin a la inversión eólica en España. FOTO: Acciona
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

 

Parque eólico de Acciona FOTO: Acciona
Parque eólico de Acciona FOTO: Acciona

El sector eólico español exportó por valor de 2.234 millones de euros en 2014, lo que supone un aumento del 57,4% frente al año anterior, según datos provisionales del Ministerio de Economía. Desde el año 2000, las exportaciones han superado con creces las importaciones, por lo que el saldo ha sido exportador.

La apuesta de España por la eólica ha supuesto la creación de una importante industria exportadora de tecnología de alto valor añadido. En la figura siguiente se muestra el saldo exportador de la industria eólica española en el periodo comprendido desde el año 2000 hasta 2014 (datos provisionales).

 

Si se compara con otros sectores, el eólico sale muy bien parado (con datos de 2013, los últimos disponibles), como se ve en el gráfico siguiente. Sectores tan españoles como el calzado tuvieron en 2013 un saldo importador. Dentro del sector energético, el gas y el carbón son importadores.

Según la base de datos internacional de la ONU, el sector eólico español en el período 2009-2013 ha exportado directamente a 57 países del mundo, por un valor agregado de unos 11.000 millones de euros, lo que supone una media anual de 2.200 millones.

Los principales destinos de las exportaciones de la industria eólica española son europeos. De hecho, según Naciones Unidas, el sector ha exportado tecnología a 22 de los 28 países de la UE en los últimos cinco años. Cobra cada vez más importancia el mercado americano, con 18 países destino, a la vez que se están abriendo nuevos mercados en África y Asia-Oceanía.

 

España es el tercer  país de la UE que más tecnología eólica exporta, después de Alemania y Dinamarca, según los datos de la Comisión Europea. A nivel mundial y según los datos de la ONU de 2010 (los últimos disponibles), España se situaba en el quinto lugar del ránking de exportadores de tecnología eólica, por encima de Japón, Francia o Reino Unido.

El desarrollo ordenado de la eólica en España ha permitido que a lo largo de sus veinte años de historia se forme a su alrededor una potente industria que crea valor en todos los eslabones de la cadena de producción, desde las pequeñas empresas de componentes a los grandes fabricantes de aerogeneradores.

Sin embargo, esta industria se enfrenta hoy a un parón total del mercado doméstico como consecuencia de la sequía de inversiones que ha traído consigo la Reforma Energética y la inseguridad jurídica que ésta ha generado. Lo que hay que evitar es que las empresas se marchen de España y que, cuando sea necesario instalar más eólica -más pronto que tarde, ya que hay que cumplir con los objetivos europeos a 2020 y con la propia Planificación Enérgética del Gobierno-, haya que importar aerogeneradores.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

tres × tres =