La quita de la deuda de Abengoa no afectará a los acreedores que impugnaron el acuerdo

0
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

El Juzgado de lo mercantil 2 de Sevilla ha estimado parcialmente el recurso presentado por un grupo de bonistas y acreedores de Abengoa contra el plan de refinanciación de la compañía acordado el año pasado para su salvamento, al considerar excesiva la quita practicada en la deuda de la entidad con éstos.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, no anula el plan de refinanciación pero lo deja sin efectos para más de medio centenar de bonistas y acreedores que no firmaron el acuerdo y lo impugnaron, a los que Abengoa deberá devolver su deuda íntegra con estos sin aplicar la quita del 97% pactada, lo que supone que la compañía tendrá que elevar su deuda reconocida de cerca de 9.000 millones.

El acuerdo fue impugnado entre otros por una treintena de inversores como la familia Melgarejo, Fernández de Bobadilla, Armando Brihuega, exdirectivos de Pepephone y la sicav Ahorrocapital, que en conjunto reclamaban en total unos diez millones de euros.

También alegaron judicialmente contra el acuerdo grandes entidades acreedoras de Abengoa como la aseguradora Zurich, la entidad Export Import Bank de Estados Unidos, Portland General Electric Company y Banco de Crédito a la Exportación.

En total, el juzgado admitió a trámite nueve demandas de impugnación (varias de ellas colectivas) y solamente ha desestimado la presentada por José Manuel Domínguez Rodrigo y María Victoria Bertomeu Díaz.

En noviembre de 2016 el juzgado dictó un auto en el que declaraba la homologación judicial del acuerdo de refinanciación, con lo que se extendió a todos los acreedores, lo que llevó a varios de ellos a impugnarlo alegando el “sacrificio desproporcionado” que han asumido desde que Abengoa presentó el concurso de acreedores, con una quita del 97 % de la deuda.

Ahora el juez ha ratificado la homologación y extensión del acuerdo excepto para quienes lo impugnaron, a quienes reconoce el derecho a cobrar la deuda cuantificada antes del acuerdo sin verse afectado por éste, según un fallo que es firme.

El pasado 31 de marzo, Abengoa completó el proceso de reestructuración de su deuda una vez admitidas a negociación las nuevas acciones y los derechos de compra sobre títulos emitidos para compensar a los acreedores.

El comienzo de la cotización de los nuevos título diluyó la participación de los antiguos accionistas del grupo, que se quedaron tan solo con el 5 % del capital.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

veinte − dieciseis =