Los trabajadores de Abengoa, los grandes olvidados de la ‘no quiebra’

0
Manifestación de UGT y CCOO contra los despidos en Abengoa
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Representantes de los comités de empresa constituidos en Abengoa viajarán a Madrid el próximo martes para mantener reuniones con los portavoces de empleo, industria y energía de los distintos grupos parlamentarios del Congreso de los Diputados.

Estas reuniones se producen tras varias semanas de encuentros con los distintos grupos políticos, tanto en el Ayuntamiento de Sevilla como en el Parlamento de Andalucía y el Senado, con la intención de hacer visible la situación y preocupación de los trabajadores de Abengoa, según informa en una nota Carlos Vázquez, presidente del comité de empresa de Abeinsa BD, una de las filiales del grupo.

Añade que la mayor parte de las noticias que aparecen sobre la multinacional se enfocan en el nuevo Consejo de Administración de Abengoa, su quita de deuda y la llegada de fondos, pero son pocas las informaciones que cuentan lo que están viviendo los trabajadores dentro de las sociedades que componen Abengoa.

Por dar un número que muestra la gravedad del asunto, según Vázquez, hace un año en Sevilla eran unos 2.800 empleados, y a día de hoy son 1.700 trabajadores.

En estos momentos, dos de las múltiples sociedades que componen Abengoa (Abeinsa EPC y Abeinsa Engineering) sufren expedientes de regulación de empleo, suspensivos y extintivos, y son varias las sociedades que han pasado por otros expedientes que parece que seguirán la misma línea (Abeinsa BD, Abengoa Research, Abengoa Solar, Abengoa Solar NT, Abengoa Bioenergía NT, Abencor, Nicsa, Inabensa, etcétera).

Lamenta que cuando la empresa estaba bien, “todas las instituciones la usaban como bandera para vender su ciudad, comunidad autónoma e incluso país, un símbolo de tecnología punta de marca española, y todo levantado con un capital humano muy cualificado y muy humano, valga la redundancia”.

“Ahora, parece que se mira para otro lado, nadie se ocupa de los trabajadores, de la fuga y despido de cerebros tan grande que está habiendo. Parece que se está mirando más para arriba que para abajo, donde estamos los que realmente damos valor a la empresa”, señala.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

uno × cuatro =