Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Las instalaciones solares de generación distribuida podrían triplicarse este año en México. Según estimaciones de la empresa Conermex, este año se podrían instalar 50.000 sistemas fotovoltaicos en el país, un incremento que se produce motivado en gran parte por la nueva regulación.

Conermex pone de relieve que esta semana concluyeron las modificaciones en el sector fotovoltaico en el marco de la reforma energética con la publicación en el Diario Oficial de la Federación (DOF) de las Disposiciones Administrativas Generales para la Generación Distribuida.

El director general de Conermex calificó la regulación de generación distribuida de “moderna, sin subsidios y sumamente favorecedora para una rápida instalación de equipos solares”, según informa pvmagazine.

En este contexto, pronosticó un notable crecimiento del mercado este año. “Subimos nuestras expectativas, ahora esperamos que en 2017 se instalen hastra 50.000 sistemas solares, es decir, tres veces más que lo instalado el año pasado”. Además, indicó que en 2020 se podría alcanzar una participación de este segmento del cinco por ciento en el mix eléctrico frente al 0,3 por ciento actual.

Este año, estimó que la inversión en generación distribuida solar se podría situar en 250 millones de dólares  y, que en 2018, esta se podría incrementar a 500 millones de dólares..

 

Nuevas modalidades en generación distribuida

Con las nuevas reglas de generación distribuida se amplían las modalidades a las que pueden acceder los productores fotovoltaicos. Se contemplan tres posibilidades, la medición neta (net metering), la facturación neta (net billing) y la venta de toda la energía.

Conermex destaca que las instalaciones anteriores a la nueva regulación podrán mantener su actual contrato o modificar su modalidad y que para ello deberán suscribir un nuevo contrato y cumplir con los requisitos correspondientes.

Se pueden acoger a las modalidades de generación distribuida las instalaciones de hasta 500 kilovatios de potencia.

Una de las mayores mejoras con la nueva regulación es en relación al plazo que se estipula para que el suministrador y distribuidor responda a las solicitudes de interconexión, según destaca Conermex. Este plazo se redujo a 13 días.

A finales de 2015, había en México 114 megavatios en instalaciones fotovoltaicas de generación distribuida. Según estimaciones de Conermex en base a informaciones de la Secretaría de Energía (Sener), a finales del año pasado se alcanzó una potencia de 220 megavatios en instalaciones solares en el segmento.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

8 + 16 =