Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Los sindicatos CCOO, UGT, ELA y LAB han denunciado que Siemens Gamesa pretende ahorrarse más de 13 millones de euros, a costa de reducir el concepto salarial de retribución variable de los antiguos trabajadores de Gamesa, con el fin de aumentar el beneficio de Siemens, que controla un 59% del capital.

“Esto supone que el sueldo puede quedar reducido desde el porcentaje más bajo, que es del 10%, hasta los más altos, del 40%”, señalan fuentes sindicales, “es una modificación sustancial de las condiciones de trabajo, porque hasta ahora se contabilizaba de enero a diciembre, y con la entrada de la empresa alemana lo han cambiado de octubre a septiembre, y en este último trimestre es cuando quieren comenzar con los recortes, precisamente unos meses que es cuando se cierran los contratos y los proyectos que se prevén para los próximos años”.

En un comunicado, la representación legal de los trabajadores ha anunciado que, ante el “esfuerzo continuo” realizado por la plantilla, ha decidido levantarse de la mesa de negociación planteada por la empresa debido al recorte “tan brutal” que quieren realizar sobre el salario de los trabajadores, existiendo además un “agravio comparativo con los trabajadores de la antigua Siemens, que se prevé cobren un variable superior al 100%”.

“Entre los trabajadores hay mucha preocupación, parece un adelanto de lo que puede anunciar la empresa en las próximas semanas, además, están viendo la gran caída de la cotización en bolsa, y da qué pensar”, añaden las fuentes, “y más aún cuando conocemos que Siemens mantiene o les aumenta a sus trabajadores hasta el 120% del variable, con objetivos mucho más fáciles de conseguir que los propuestos a la plantilla de Gamesa”.

Los cuatro sindicatos han criticado que Siemens está “incumpliendo” el compromiso inicial adquirido con la plantilla, en cuanto a que la operación no tendría un impacto negativo sobre los trabajadores.

Por el momento, el sector confía en el músculo financiero de Gamesa, pero recuerdan cuál fue el proceso de ajuste de plantilla ocurrido en el 2012, en donde comenzaron con la reducción del variable, la no renovación de los contratos de las contratas y después el anuncio del ERE. “El sector descuenta que la integración de las plantillas española y alemana va a suponer un ajuste de plantilla importante, aunque falta por saber hasta dónde recortará en España el gigante eólico para mantener su competitividad en el mercado mundial”.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

quince + Diez =