Starace toma el control de Enersis y descabeza la cúpula directiva

1
Francesco Starace, consejero delegado de Enel. FOTO: Enel
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail
Francesco Starace, consejero delegado de Enel. FOTO: Enel
Francesco Starace, consejero delegado de Enel. FOTO: Enel

Poco más de tres meses han pasado desde la visita a Chile del CEO de Enel, Francesco Starace, y una parte de los cambios que anunció en la estructura de Enersis y Endesa ya se han materializado. En aquella fecha, el máximo responsable del Grupo Enel explicó que el enfoque que quería dar consistiría “en poner una organización más simple y enfocada en la gestión que diera a Enel una seguridad muy fuerte de seguir generando caja”.

Lo que probablemente casi nadie esperara es que Starace entrara como caballo en cacharrería y descabezara las principales piezas del puzzle en un santiamén. Porque eso es lo que ha ocurrido esta semana, en la que se han concretado los primeros pasos de la nueva estrategia de la italiana a nivel local, con las salidas de Joaquín Galindo de la dirección general de Endesa, quien fue reemplazado por Valter Moro; la de Christian Fierro de Chilectra, cuyo puesto asumió Andreas Gebhardt, y la renuncia de Pablo Yrarrázaval a la presidencia de Enersis, cargo que ocupará interinamente Borja Prado, presidente de Endesa -y hasta este momento vicepresidente de Enersis- hasta que se nombre al sucesor de Yrarrázaval.

La salida de Pablo Yrarrázaval es la que más  ha sorprendido a los chilenos.
La salida de Pablo Yrarrázaval es la que más ha sorprendido a los chilenos.

La orientación que quiere darle Starace al negocio en Latinoamérica es clara: colocar peones de confianza con el fin de proporcionarle mayor control a Enel de las operaciones en la región, que representaba el 51% del Ebitda de Endesa España, de la que hasta la semana pasada dependía el negocio en América Latina. El proceso se ha hecho extensivo a todas las operaciones de Enel y busca racionalizar la actividad de las distintas unidades y darles un carácter más estratégico.

La toma de control de Enersis se concretó la semana pasada. Enel ha tomado la determinación de que la estructura de Enersis se enfoque en cinco líneas de negocio a nivel global -infraestructura y redes, generación, trading, energías renovables y exploración de gas-, y también ha dividido sus operaciones en cuatro áreas, siendo asignado a Latinoamérica Ignacio Antoñanzas, actual director general de Enersis. “Hay un rol estratégico de Chile y de Latinoamérica dentro del grupo. En esta nueva reestructuración Chile pasa a ser el líder para lo que es Latinoamérica y dependerá directamente de Italia, por lo que habrá una relación directa”, ha señalado al rotativo chileno Diario Financiero un director de Enel.

Este modelo, basado en aligerar la estructura permitirá agilizar la toma de decisiones al interior del grupo. Para Enel era importante ejercer un control más directo y ágil de las actividades de Enersis, ya que los proyectos de inversión más importantes en la carpeta de la compañía están en América Latina y Chile seguirá siendo la base de control de estas iniciativas.

Proceso de reestructuración

Si bien los cambios más visibles en Endesa y Enersis ya se habrían realizado con el cambio de peones, el proceso de reestructuración será mucho más profundo.  Durante las últimas fechas se ha especulado con el alejamiento de Antoñanzas de la operación local, donde uno de los nombres que suena para su reemplazo es Luigui Ferraris, director de Enersis. Sin ermbargo, en Enel sitúan los comentarios a nivel de rumor, ya que el ejecutivo fue ratificado a fines de julio como una de las cabezas de las cinco divisiones regionales que estableció la italiana.

Desde la eléctrica italiana advierten de que este proceso de reestructuración se extenderá hasta entrado el próximo año y que alcanzará hasta la tercera línea de ejecutivos del holding de sus brazos de generación y distribución de electricidad. “Se espera que los cambios en el primer y segundo nivel de la estructura finalicen en noviembre o diciembre de este año, mientras que la reestructuración de toda la organización debe ser completada el primer trimestre de 2015”, señala Enel.

En Latinoamérica, la italiana reformó las planas ejecutivas en los cinco países donde opera Enersis (Chile, Argentina, Brasil, Perú y Colombia), y en Chile, divisiones clave, como la de trading y desarrollo de proyectos, pasarán también a control de Enel en el corto plazo, siendo tomadas por ejecutivos designados desde la matriz.

 

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

1 Comentario

Dejar respuesta

dos + cuatro =