Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

El Ministerio de Petróleo y Energía de Noruega ha anunciado que el esquema de subsidios basado en el mercado conjunto de Suecia y Noruega se extenderá hasta 2030. El programa, que estaba previsto que expirara en 2020, está abierto a proyectos de generación de energía a partir de biocombustibles, eólica, solar, hidráulica y energía mareomotriz.

Los dos países han compartido un tipo de certificado común de la electricidad para las energías renovables desde enero de 2012. El objetivo fijado en su día fue la adición de 28,4 TWh de generación de energía para el año 2020. Los gobiernos de los dos países, sin embargo, comenzaron a discrepar sobre el futuro del programa el año pasado, con Suecia pidiendo una extensión y Noruega tratando de salirse del esquema. Suecia apoya el objetivo de crecer  en  generación renovable más allá de 2020, mientras que Noruega no estaba dispuesta a introducir ningún objetivo nuevo bajo el sistema de certificados.

Tras varios meses de negociación, los dos gobiernos han llegado a un acuerdo que permitirá a Suecia añadir otros  18 TWh de capacidad y Noruega añadirá nuevos proyectos al programa sólo hasta el año 2021. Por otra parte, Noruega mantendrá sin cambios hasta 2030 su objetivo original de 13,2 TWh establecido para el 2020, mientras que Suecia sumará los 18 TWh a su objetivo original de 2020 de 15,2 TWh. El mercado conjunto permitirá un intercambio de certificados tanto de Suecia y Noruega hasta abril de 2046.

Los certificados de electricidad, tanto de Suecia como de Noruega, se negocian en el mercado de intercambio Nord Pool con el precio acordado entre compradores y vendedores. Los dos países liberan certificados negociables a los productores de energía renovable por cada MWh que generan para el primer curso de la vida de 15 años de un generador de energía. El esquema es administrado por la Dirección Noruega de Recursos Hídricos y Energéticos (NVE) y la Agencia Sueca de la Energía. En 2015, Noruega emitió 2,8 millones de certificados, mientras que Suecia emitió 21,8 millones.

La energía eólica sueca es la fuente de energía predominante y representó aproximadamente el 74% (2,3 TWh) de nueva producción en Suecia en 2015. En Noruega, en cambio, la energía hidroeléctrica tenía la mayor cuota, con el 97% de la nueva producción en 2015.

La energía solar tiene una cuota muy pequeña en este mercado hasta la fecha. En 2015, sólo 100 instalaciones solares ubicadas en Suecia han contribuido al objetivo con 0,04 TWh. No se excluye, sin embargo, que la energía solar incremente su participación en este mercado durante los próximos años, ya que el mercado fotovoltaico de Noruega tuvo su mayor crecimiento en 2016 y el gobierno sueco está implementando una serie de medidas para reactivar el sector de la energía solar y, en particular, el segmento comercial.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

17 − 6 =