Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

La CNMC ha vuelto a dar un tirón de orejas al Ministerio de Energía en su informe sobre el RD de convocatoria de la próxima subasta de renovables, recordándole que “los 3.000 MW establecidos en la propuesta de RD, sumados a los 700 MW adjudicados en la subasta de 2016, representan menos de la mitad de los aproximadamente 8.500 MW de potencia renovable adicional considerada en la Planificación 2015‐2020″.

Más concretamente, “este avance se lograría fundamentalmente a partir de las tecnologías que la Planificación califica como “más competitivas y técnicamente eficientes, en particular eólica y fotovoltaica”, y se traduciría en la instalación de entre 4.500 MW y 6.500 MW eólicos adicionales, junto con casi 1.400 MW de solar fotovoltaica, unos 200 MW  de solar termoeléctrica y casi 300 MW de biomasa, biogás, residuos sólidos urbanos y otros, durante el período comprendido de 2013 a 2020″.

Por eso, la CNMC recomienda al Ministerio que “cuide de la integración, consistente en plazo y cantidad, de la potencia demandada en la subasta de forma coherente con las mejores proyecciones existentes para, al menos, la evolución de: i) la disponibilidad del parque de generación, renovable o convencional; ii) el grado de utilización de las interconexiones y, iii) la adecuada cobertura de la demanda”.

Un mecanismo de la subasta poco neutral

Tampoco le queda muy claro al regulador el sistema de ordenamiento de las ofertas, porque inicialmente parece una subasta donde se ofertarán reducciones del valor de inversión (expresado en €/MW) pero que luego se ordenarán “según su coste unitario, expresado en €/MWh”, unas reglas, que en opinión de la CNMC, benefician a la eólica frente al resto de tecnologías, tal y como publicó este diario días atrás.

Según los cálculos de la CNMC, “para porcentajes de reducción bajos (hasta un 26,4%), las instalaciones adjudicatarias, siempre a igualdad de porcentaje ofertado, corresponderían a la tecnología eólica, mientras que para porcentajes superiores a dicha cifra, las adjudicatarias serían solares fotovoltaicas. En cualquier escenario, ambas tecnologías saldrían adjudicadas frente a una oferta de las restantes tecnologías (distinta de eólica o fotovoltaica) que hubiera ofertado el mismo porcentaje de reducción”.

Fuente: CNMC.
Fuente: CNMC.

En su estudio sobre esta subasta, ‘tecnológicamente neutra’, el informe recuerda al Ministerio que en realidad la propuesta diferencia tres instalación tipo de referencia (ITR), una eólica, otra fotovoltaica, y la tercera para el resto de las tecnologías. “No se puede hablar por lo tanto de una completa neutralidad tecnológica”, advierte la CNMC.

Pero ¿hay hueco para el resto de tecnologías? Para el regulador, no. No se contempla retribución a la operación, luego eso excluiría a biomasas, biogases y biolíquidos; como el número de horas equivalentes de funcionamiento mínimo anual es 5.000, parece inalcanzable también para las minihidráulicas, y por último, como la retribución a la inversión ronda los 150.000 €/MW, en torno a la tercera parte de la esperable en una solar termoeléctrica, también se quedaría fuera. El resto de tecnologías están, citando el informe, “aún lejos de alcanzar la escala comercial”.

Así que, para evitar esta distorsión, la Comisión propone “una alternativa que podría contribuir a salvaguardar el principio de neutralidad tecnológica”, consistente en “reducir las tres instalaciones tipo de referencia (ITR) propuestas a una sola. Para garantizar que los proyectos con menores costes unitarios son adjudicatarios, lo ideal sería establecer para dicha ITR única un elevado número de horas equivalentes de funcionamiento (no menos de 4.000, de orientarse la subasta a instalaciones eólicas y fotovoltaicas), de modo que en ningún caso las instalaciones con un recurso excepcional puedan verse penalizadas al atribuírseles unas horas inferiores a las que son capaces de dar”.

Para descargar el informe:

Acuerdo por el que se emite el informe sobre la propuesta de real decreto por el que se establece una convocatoria para el otorgamiento del régimen retributivo específico a nuevas instalaciones de producción de energía eléctrica a partir de fuentes de energía renovables en el sistema eléctrico peninsular, y sobre la propuesta de orden por la que se regula el procedimiento de asignación del régimen retributivo específico en dicha convocatoria a tales instalaciones y se aprueban sus parámetros retributivos.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

14 − 13 =