Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Un tribunal japonés ha rechazado el recurso de unos particulares que pedían detener la planta nuclear de Sendai, la única actualmente operativa en Japón, argumentando que la propietaria subestima los riesgos de accidente por una catástrofe natural.

El alto tribunal de Fukuoka (suroeste de Japón) ha decidido mantener un veredicto del pasado abril y no aceptar la apelación presentada en mayo por este grupo de 12 ciudadanos residentes en la región del sur de la isla de Kyushu donde se sitúa la planta.

Éstos consideran que Kyushu Electric Power, operadora de Sendai, infravalora el riesgo que terremotos y erupciones volcánicas plantean para la seguridad de la central y consideran que podría repetirse un accidente como el de Fukushima.

El veredicto del pasado abril consideraba sin embargo que el nuevo marco regulatorio aprobado en Japón para que puedan operar reactores nucleares tras este accidente, provocado por el seísmo y tsunami de marzo de 2011, no resulta “irracional”, tal y como aseguran los demandantes.

En virtud de este marco, más estricto en materia de seguridad, los reactores 1 y 2 de la planta de Sendai fueron reactivados en agosto y octubre, respectivamente, lo que puso fin a un apagón nuclear de casi dos años en Japón a raíz de Fukushima.

El Gobierno nipón está incentivando la reactivación de centrales nucleares para impulsar la economía con la idea de que vuelva a generar en torno a un 20% de la electricidad del país para el año 2030.

Sin embargo, un tribunal ya ha obstaculizado esta iniciativa después de ordenar con efecto inmediato el pasado febrero la desactivación de la otra central nuclear que estaba activa en el país, la de Takahama (en el oeste de Japón).

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

diecinueve − 1 =