Valencia devolverá a los colegios lo que ahorren de energía

0
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

El Ayuntamiento de Valencia implantará en el curso 2017-2018 una experiencia piloto para que cinco colegios públicos de la ciudad recuperen el ahorro energético que hayan generado y del cual, la mitad podrán invertirla en necesidades de la escuela y el resto en acciones para crear más ahorro.

El programa de ahorro energético 50/50 se implantará en una primera fase piloto en los colegios públicos Arquitecte Santiago Calatrava, Cervantes, Doctor López Rosat, Luis Vives y Sant Isidre, que han sido elegidos en función del compromiso de la comunidad educativa con el proyecto.

Esta iniciativa involucra a las concejalías de Energías Renovables y Cambio Climático y la de Gobierno Interior y pretende involucrar en el ahorro energético a la comunidad educativa y a los estudiantes.

El diagnóstico municipal en el que se basa la puesta en marcha de esta iniciativa son los datos del consumo energético (electricidad, agua, gas y gasóleo) del Ayuntamiento que, en 2015 ascendió a casi 22 millones de euros, de los cuales el 10,16 % corresponde a gastos en centros escolares (2.227.843 euros).

“Se trata de lograr un cambio de hábitos y de comportamiento en el uso de la energía, no solo en lo que se refiere al personal docente sino también al alumnado, de cara a generar ahorros, algo que los niños saben trasladar muy bien a sus familias”, según ha señalado a EFE el alcalde, Joan Ribó.

Los colegios seleccionados para participar en esta iniciativa municipal mostraron su compromiso a través de una carta de motivación y fueron seleccionados teniendo en cuenta criterios técnicos relativos al consumo y antigüedad y tipo de las instalaciones.

La decisión sobre las inversiones a realizar es una de las funciones de los equipos energéticos que se constituirán en cada colegio y que decidirán “con total libertad y asesoría de funcionarios municipales”, las acciones de ahorro a realizar, basándose en el ahorro producido al final del año.

Como contrapartida a su esfuerzo, el Ayuntamiento de València devolverá a los centros el ahorro generado, con el compromiso de que la mitad sea reinvertida en más acciones de ahorro y el resto de beneficios económicos los podrán destinar a otras necesidades del propio colegio.

El alcalde ha señalado a EFE que “el proyecto busca implicar a toda la comunidad educativa en la reflexión de cómo consumimos como comunidad”.

“Actualmente, somos máquinas de malgastar energía, y por eso es necesario impulsar un proceso de reflexión sobre cómo se debe utilizar para que sea un consumo responsables y sostenible”, ha agregado.

Por eso, ha incidido en la “importancia de impulsar está acción en el contexto educativo de las escuelas, puesto que suma al proceso de ahorro en sí una doble vertiente de sensibilización y concienciación y de irradiación de ideas de consumo responsable hacia las familias del alumnado”.

El concejal de Gobierno Interior de València, Sergi Campillo, ha puesto de relieve “la necesidad de caminar hacia un modelo social y energético basado en el ahorro de la energía y en la apuesta por las energías renovables”.

Por ello, ha considerado “imprescindible promover una cultura energética que implique tanto a las personas como a las organizaciones”.

“Y en este proceso de toma de conciencia, el papel de la comunidad educativa es fundamental, especialmente entre los niños y las niñas de esta ciudad”, ha concluido.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

uno × 4 =