Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Un fondo de capital riesgo respaldado por el estado alemán ha invertido en estos últimos días varios millones de euros en Tesvolt, una startup que está reclamando el título de haber desarrollado la batería de ion-litio de mayor duración del mundo.

IBG Risikokapitalfonds III, un fondo estatal de Sajonia-Anhalt, gestionado por la firma de capital riesgo con sede en Berlín bmp Beteiligungsmanagement, ha anunciado su respaldo a Tesvolt después de que el fabricante de baterías diera a conocer su nuevo sistema TS este mes.

Tesvolt ha desarrollado un sistema de almacenamiento innovador que cuenta con un nuevo estándar de seguridad y una vida útil de 30 años”, ha señalado bmp en un comunicado de prensa. “Los recursos de IBG se destinarán al desarrollo de la tecnología Tesvolt”. La inyección de dinero también ayudará a Tesvolt a ampliar sus líneas de producción para satisfacer la demanda prevista, así como la financiación de las actividades nacionales e internacionales de marketing y ventas, dijo bmp.

El sistema TS de Tesvolt, diseñado para el mercado comercial e industrial, debe salir a la venta al término de la feria Intersolar Europe en junio de este año. La compañía aspira a agitar el mercado de las baterías de ion-litio en varios frentes.

A pesar de que se lanzará al mercado con una garantía de 10 años, el sistema está diseñado mecánicamente para durar hasta tres décadas, en comparación con los 15 a 20 años de los productos de la competencia.

simon-schandert-director-de-tecnologia-y-cofundador-de-tesvolt-enesenando-el-nuevo-sistema-de-almacenamiento-ts-desarrollado-con-baterias-de-ion-litio-de-samsung-sdi
Simon Schandert, directo tecnológico y cofundador de Tesvolt, mostrando un sistema TS desarrollado con baterías de Samsung SDI.

El director de Tecnología y cofundador de Tesvolt, Simon Schandert,  afirman que los TS pueden ofrecer 6.000 ciclos con un 100 por cien de profundidad de descarga. Esto significa que la batería funciona como  si fuera nueva después de un par de décadas de uso, cuando otros productos comienzan a fallar. El número real de ciclos cubiertos por la garantía es de  4.500 a 23ºC.  Fuera de este rango de temperatura, la compañía utilizará un proceso de cálculo dinámico para ofrecer condiciones de garantía de entre -10ºC y 50ºC, “y no sólo entre 18ºC y 28ºC,” dijo Schandert.

Tesvolt también reclama una eficiencia de ida y vuelta en corriente continua del 98%, con un mínimo garantizado de por lo menos un 85% después de 10 años.

Schandert dijo que Tesvolt podría proporcionar estas condiciones de garantía mediante el análisis del estado de cada unidad TS a través de datos extraídos del sistema de gestión de la batería y el inversor. El TS se ofrece como una unidad modular en tamaños que van desde 15 kilovatios-hora hasta 1 megavatio-hora.

Para un “sistema comercial normal” de hasta 50 kilovatios-hora, “estamos casi en el rango de 600 a 700 euros por kWh”, dijo Schandert. Con un uso estándar, el coste de la energía sería de alrededor de 0,10 a 0,12 € por kWh. Un sistema de 50 kWh podría ser instalado en una hora, afirmó.

Los clientes de Tesvolt tendrían que comprar un Sunny Island SMA o inversor Sunny central (para sistemas de baja tensión o alta tensión, respectivamente), en los sistemas de gama alta.

Los costes totales de un sistema de 15 kWh de entrada, incluyendo la instalación y un inversor Sunny Island de 4,6 kW, sería de entre 13.000 y 15.000 euros, dijo Schandert. Este precio podría caer ahora que SMA ha integrado su medición de potencia y de gestión de la energía en una sola unidad de Home Manager. Aun así, admitió que el Schandert Tesvolt no pudo competir con los líderes del mercado, como Tesla, en sus precios iniciales.

Tampoco lo está intentando. “No estamos en la ingeniería de bajo costo. Nuestros sistemas son un poco más caros que los de Tesla, pero nuestro ciclo de vida es bastante más alto. Cuando se comparan todas las tecnologías y los costes, se verá que el coste de almacenamiento por kilovatio-hora para nuestro sistema es más bajo que otras soluciones”.  

Al igual que Tesla, Tesvolt obtiene sus baterías de Samsung SDI. Sin embargo, Tesvolt utiliza pilas prismáticas de mayor tamaño, que pueden ser monitoreadas de forma individual y están equipadas con dispositivos de seguridad para evitar incendios en el caso de pinchazo.

Tesvolt también tiene un registro de instalación bastante decente para tratarse de una empresa muy joven que sacó sus primeros productos al mercado en 2015.

En junio pasado, la compañía instaló lo que dijo era mayor sistema del mundo de almacenamiento descentralizado fuera de la red, un proyecto de 2,68 megavatios-hora en Ruanda. Y en noviembre, selló un acuerdo de 3 megavatios-hora de capacidad en Mali. 

El apoyo de IBG permitirá a Tesvolt crecer a partir de este hito, pero Schandert dijo que la compañía no está apuntando a un crecimiento fuera de control o una cotización en bolsa. “Queremos crecer de forma saludable”, dijo. “Necesitamos capital para las baterías, pero no para el crecimiento de la empresa”.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

12 + 2 =