California, el paraíso de las renovables, tiene el precio de la luz un 60% más caro que el resto de EEUU

Compartir Sin Comentarios