Eléctricas

Fortum ganó 568 millones hasta marzo tras la venta de Uniper

La facturación de la eléctrica finlandesa creció un 18% interanual, hasta 2.552 millones de euros
Ningún comentario

Fortum obtuvo un beneficio neto de 568 millones de euros en el primer trimestre del año, gracias a la venta de su filial alemana Uniper, una inversión fallida que le causó pérdidas por 2.833 millones en el mismo periodo de 2022.

Con una participación cercana al 80%, la compañía eléctrica finlandesa era hasta el pasado diciembre el accionista mayoritario de Uniper, la principal gasista de Alemania, que tuvo que ser rescatada por el Estado después de que Rusia dejara de suministrarle gas.

Tras deshacerse de su filial, Fortum presentó un balance trimestral centrado en sus "operaciones continuas" y excluyó los resultados de su antigua filial en el periodo comparativo de 2022.

De este modo, el beneficio bruto de explotación (ebitda) de sus "operaciones continuas" creció un 149%, hasta los 962 millones de euros, mientras que su ganancia operativa se disparó un 247%, hasta los 855 millones.

Los datos de Fortum

La facturación del grupo creció un 18% interanual, hasta 2.552 millones de euros, impulsada por el incremento del consumo eléctrico, que compensó con creces la caída de los precios.

La división encargada de la venta minorista de gas y electricidad en los países nórdicos, Polonia y España -el principal negocio del grupo- facturó 1.429 millones de euros, un 45% más interanual.

Fortum demanda a Vestas por rescindir los contratos de proyectos eólicos rusos

Esta división mejoró sensiblemente su rentabilidad, pese a la bajada de los precios en el mercado eléctrico nórdico, y registró una ganancia operativa de 1.049 millones de euros, un 236**%**.

La guerra en Ucrania ha causado un progresivo deterioro de los activos que la compañía tiene en Rusia, una tendencia que culminó hace un mes cuando las autoridades rusas tomaron el control de su filial en ese país amparándose en un decreto del presidente, Vladímir Putin.

Fortum calificó esta medida como "una flagrante violación del derecho internacional" en un comunicado y adelantó que tomará "todas las medidas necesarias" para proteger sus propiedades en virtud de la legislación internacional.

Mientras, la compañía finlandesa desconsolidará los resultados de su filial rusa en el segundo trimestre y anotará depreciaciones por 1.700 millones de euros.

Noticias relacionadas

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Todos los campos son obligatorios