Política energética

Hungría alerta de la escasez de combustibles y anula el tope a su precios

"La situación se ha vuelto crítica. La MOL lo soportó hasta ahora", dijo el director de la petrolera MOL
Ningún comentario

Hungría ha eliminado el tope al precio de los combustibles después de que la petrolera magiar MOL alertara de la escasez de gasolina y diésel causada por un aumento de la demanda y una caída de las importaciones, situación que Budapest achaca al embargo al crudo ruso que entró en vigor esta semana.

"La situación se ha vuelto crítica. La MOL lo soportó hasta ahora", dijo el director de la petrolera, Zsolt Hernádi, en rueda de prensa anoche para informar de que había pedido al Gobierno poner fin al tope del precio introducido hace un año.

La falta de importaciones está detrás de la escasez de combustible en Hungría
MOL explicó la falta de combustible registrada en Hungría con un aumento de la demanda unido a una escasez de importaciones

"Las (nuevas) sanciones europeas que entraron en vigor el lunes causaron problemas en el suministro de combustibles en Hungría", señaló por su parte, el ministro de Gobernación, Gergely Gulyás, en la misma rueda de prensa.

"El resultado de las sanciones es que no pudimos mantener para las familias húngaras el precio de 1,16 euros en las gasolineras del país", añadió.

Los precios de los combustibles en Hungría

De esta forma, el representante del Gobierno del ultranacionalista Viktor Orbán responsabilizaba a la Unión Europea (UE) del abrupto encarecimiento del combustible que se produjo poco antes de la pasada medianoche.

El precio de del litro de gasolina 95 aumentó a 1,55 euros, y el del diésel a 1,69 euros, desde el tope de 1,16 euros que quedó así obsoleto.

El levantamiento de la limitación impuesta por el Gobierno a la cotización de la gasolina y el diésel para el consumidor final se produce después de que más de la cuarta parte de las cerca de dos mil gasolineras del país reportaran escasez.

MOL resaltó que tiene dificultades a la hora de importar las cantidades necesarias para responder al actual aumento del consumo.

La petrolera prometió que se centrará en comprar más crudo de fuera del país para llenar los depósitos, pero advirtió de que ello requerirá "uno o dos meses".

Varios expertos ya venían alertando desde hace meses que el precio del combustible mantenido artificialmente a niveles bajos provoca un incremento de la demanda.

Al mismo tiempo, afecta negativamente a las importaciones, ya que los proveedores optan por vender el combustible a otros países donde obtienen un mayor margen de beneficios.

El Gobierno de Orbán, considerado el mejor aliado comunitario de Moscú, es un constante crítico de las sanciones impuestas a Rusia pro su agresión contra Ucrania, aunque hasta ahora Hungría se ha adherido a ellas.

Hungría, que para satisfacer sus necesidades energéticas es altamente dependiente de Rusia, ya que importa desde allí el 85 % del gas y el 65 % del petróleo que usa, ha conseguido sin embargo evitar que el embargo al crudo ruso afecte a sus compras, ya que la medida no afecta al petróleo que le llega por oleoductos.

Noticias relacionadas

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Todos los campos son obligatorios