Política energética

Podemos quiere asegurar por ley el suministro energético a los hogares en situación de pobreza energética

Ningún comentario

El grupo parlamentario de Podemos ha registrado en la Asamblea de Madrid una proposición de ley para garantizar el suministro de energía en los hogares vulnerables a través de una serie de medidas, como la financiación de la ayuda en el pago de las facturas de gas, luz y agua.

El portavoz de Podemos en la Asamblea de Madrid, Jose Manuel López, ha presentado esta propuesta en una rueda de prensa junto a la primera teniente de alcalde del Ayuntamiento de Madrid, Marta Higueras; y la coordinadora de la Plataforma por un nuevo modelo energético, Cote Romero.

"La desigualdad general se ha convertido en desigualdad en términos de energía", ha dicho López, que ha comentado cómo en determinadas familias la escasez de recursos económicos les ha llevado a prescindir progresivamente de Internet, de la calefacción y de hábitos de higiene como la ducha diaria.

La proposición de ley encaminada a paliar y reducir la pobreza energética contempla la creación de la figura del hogar vulnerable, que podrá acceder a una ayuda para el pago de las facturas de gas, luz y agua, procedente del fondo de contingencia del Gobierno regional.

En el caso de los hogares en situación de pobreza extrema recibirán un pago del 100%, en los de pobreza severa será del 35% (con la posibilidad de llegar hasta el 50% a partir de un hijo o de una persona dependiente) y en los hogares de pobreza relativa donde el gasto energético suponga más del 10% de sus ingresos la ayuda será del 20% .

La declaración de hogar vulnerable (con una validez de dos años con posibilidad de renovación automática) puede darse en familias que estén situadas en alguno de estos niveles de pobreza, según la clasificación del INE en la Comunidad de Madrid, o en aquellas que reciben prestaciones por rentas mínimas de inserción, entre otros motivos.

Además, la proposición de ley insta a la Comunidad de Madrid a buscar acuerdos con las empresas energéticas para que no corten el suministro por razones de impago a menos que haya un informe de los servicios sociales municipales que lo autorice.

Por otro lado, establece la aprobación de un plan de medidas de micro-eficiencia energética para promover el cambio en los hábitos de consumo y el ahorro en el coste de la factura de luz, agua y gas en los hogares vulnerables.

Este plan, con una duración estimada de tres años y que estudiará igualmente la posibilidad de reducir la potencia contratada en las viviendas, se nutriría a través de la financiación autonómica o de fondos europeos.

El portavoz de Podemos ha defendido esta iniciativa porque cree que los actuales bonos sociales "se han pensado mal", ya que no tienen en cuenta la renta de las familias sino la potencia energética contratada, por lo que "se está transfiriendo dinero a gente que no lo necesita".

"Estamos hablando con las eléctricas, hay que tener buena relación (...) pero este tema no es de buena relación, es un tema de derecho, hay que asegurar por ley que no se corte la luz", ha afirmado.

La primera teniente de alcalde del Ayuntamiento de Madrid, Marta Higueras, ha señalado que en la ciudad un total de 1.141 hogares recibieron ayuda para el pago de facturas energéticas pero estima que pueden ser más al haber personas que no acuden a los servicios sociales "por la razón que sea".

"El Ayuntamiento se está planteando cuando tengamos el estudio de vulnerabilidad asumir el pago de dos facturas", ha dicho.

El grupo parlamentario de Podemos ha registrado también dos proposiciones no de ley sobre pobreza energética que forman parte de una iniciativa conjunta sobre este asunto presentada en un total de doce comunidades autónomas.

En una de estas proposiciones no de ley se pide al Gobierno regional que inste al nacional precisamente a modificar el sistema del bono social para tener en cuenta la renta como criterio principal.

Además, solicita que los costes derivados de la ayuda en el pago de la factura de consumo eléctrico se obtengan de la liquidación de la sobre compensación por parte de las empresas eléctricas beneficiarias, que alcanza los 3.587 millones de euros.

La coordinadora de la Plataforma por un nuevo modelo energético, Cote Romero, ha comentado que tenemos un modelo energético "muy opaco y muy complejo que permite una constante transferencia de renta de consumidores a eléctricas".

En la otra proposición no de ley Podemos solicita fomentar el autoconsumo procedente de energía renovables, así como a ofrecer un servicio de atención al público en materia de ahorro, entre otras medidas.

Noticias relacionadas

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Todos los campos son obligatorios