Mercados

La transición energética sigue siendo la estrella de la inversión a largo plazo

El año pasado ha sido el segundo año más activo de la historia en volumen de operaciones de capital riesgo, según un informe de McKinsey & Company
1 comentario publicado

McKinsey & Company ha publicado su Informe Global de Mercados Privados 2023, un análisis exhaustivo de la evolución y los resultados del sector de la inversión de capital privado, que abarca el capital riesgo, el sector inmobiliario, la deuda y las infraestructuras y los recursos naturales.

El documento refleja que 2022 ha marcado el comportamiento del mercado de las inversiones privadas por los grandes cambios que este ha sufrido, debido tanto a factores internos como externos.

El Gobierno se verá con todo el sector energético para planificar la transición energética a 2030

Tras un año récord en 2021, el volumen de operaciones de capital riesgo disminuyó un 26% en valor y un 15% en número de operaciones. En total, las empresas de capital riesgo completaron 2.639 adquisiciones menos, un descenso del 14% interanual, y el tamaño medio de las operaciones disminuyó un 7%. A pesar de que gran parte del sector sintió la ralentización de la actividad, 2022 ha sido el segundo año más activo de la historia**.**

El comportamiento de los mercados

Entre los factores adversos que han influido en este comportamiento se encuentran el aumento de la inflación y los tipos de interés, la invasión rusa en Ucrania y el descenso de las valoraciones de los mercados públicos, que provocaron un aumento de las aportaciones de los socios a los mercados privados.

El informe revela que el año anterior fue también un año de grandes contrastes geográficos en términos de captación de fondos. Mientras que la recaudación en los mercados privados de América del Norte aumentó un 2% respecto al año anterior, en Asia y Europa cayó un 39% y un 28%, respectivamente.

“Una de las razones de esta caída en el nivel de fundraising de fondos privados en Asia, particularmente en China, es el rápido aumento consecutivo durante varios años hasta 2017 que llevó a una gran cantidad de liquidez disponible para las sociedades. Como respuesta, éstas frenaron la recaudación de fondos en Asia para poder invertir su excedente de liquidez. Además, las consecuencias de la pandemia de Covid-19 y los confinamientos prolongados en China también han tenido impactos negativos en el fundraising”, señala Alejandro Beltrán, socio director de McKinsey & Company y líder global de la práctica de Private Equity.

“2021 fue un año excepcional para los mercados privados, y la primera mitad de 2022 continuó a un ritmo similar, a pesar de la inflación y caída de las valoraciones del mercado público. A principios del verano, el aumento de las tasas de interés y la menor disponibilidad de deuda afectaron a los mercados privados provocando el desplome del volumen de transacciones, mientras que las valoraciones cayeron de forma pronunciada en determinados sectores. A pesar de que 2022 fue un año moderado para los mercados privados y que los niveles de fundraising en PE han caído un 15% vs. 2021, el dry powder (capital disponible) global sigue aumentando y hay evidencia de que los LPs permanecen con un mayor poder que el anotado en la última recesión en 2008 y mantienen una visión de largo plazo”, apunta Tomeu Palmer, socio de McKinsey y líder de la práctica de Private Equity & Principal Investors en Iberia.

La transición energética en 2023, la gran oportunidad para España

Otro tema relevante en el 2022 ha sido el "efecto denominador", un repunte de las asignaciones de los inversores institucionales a los mercados privados por el rápido descenso de las valoraciones de los mercados públicos. Los grandes fondos y sus patrocinadores han salido beneficiados ante esta situación de incertidumbre, debido a una mayor indecisión por parte de los inversores a la hora de destinar fondos a los mercados privados y, quienes, por tanto, han optado por GPs más consolidados y con mejor track record, que han alcanzado su máximo en 2022. Los fondos de más de 5.000 millones de dólares recaudaron 445.000 millones de dólares en 2022, lo que supuso el 35% de la recaudación total de fondos de capital privado. Por el contrario, los fondos de menos de 5.000 millones de dólares disminuyeron un 44% y sólo se crearon 2.141 fondos en 2022, 1.600 menos que en 2021.

En cuanto a la deuda privada, la captación de fondos ha aumentado durante cinco años consecutivos, creciendo un 2% en 2022. En un contexto de incertidumbre macroeconómica, la estabilidad de la captación de fondos depende de la diversidad de las estrategias de deuda privada. En 2022, las deudas mezzanine fueron las más favorecidas, ya que los totales de captación de fondos para esta estrategia se triplicaron con respecto al año anterior, gracias a tres fondos que recaudaron más de 5.000 millones de dólares cada uno. En total, entre todas las estrategias, la captación de fondos de deuda privada ha crecido un 11% anual en los últimos 5 años.

“La deuda privada ha sido la clase de activos privados de mayor crecimiento durante la última década y tiene un atractivo a lo largo del ciclo, como lo demuestra el crecimiento de la recaudación de fondos durante las recesiones de 2020 y 2022. El año pasado, los prestamistas privados capturaron aún más participación de mercado y continuaron financiando acuerdos en la segunda mitad del año, cuando los canales de financiamiento tradicionales casi habían cerrado”, señala Alejandro Beltrán.

El informe de este año también examinó el comportamiento de los activos gestionados (AUM), que tuvieron un crecimiento del 19% interanual en la primera mitad de 2022 en los mercados privados. En esta evolución ha influido el crecimiento del valor liquidativo (NAV), que impulsó el 80% del resultado. Además, los resultados positivos en el crédito privado y las infraestructuras añadieron valor a los activos de la cartera. En cuanto a los mercados privados mundiales, la captación de fondos se redujo un 11% interanual en 2022, siendo el sector inmobiliario el que ha caído más precipitadamente desde los récords históricos alcanzados en 2021, con un descenso del 23%.

Inversiones sostenibles en la transición energética

Por otro lado, el ámbito de las inversiones sostenibles ha tenido un crecimiento notable respecto a otras áreas, y 2022 está en camino de ser el mejor año para los fondos relacionados con asuntos **medioambientales, sociales y de gobernanza (**ESG), con una recaudación de 23.600 millones de dólares en la primera mitad de 2022. Además, las inversiones relacionadas con la sostenibilidad han aumentado un 11%, en contraste con la disminución del 14% interanual en el capital riesgo.

Siguiendo esta línea, el sector energético también está en auge. Las inversiones energéticas tradicionales aumentaron debido a la crisis energética y a la subida vertiginosa del precio del petróleo y el gas natural, pero la transición energética sigue siendo la estrella de la inversión a largo plazo, llegando a un máximo histórico de 158.000 millones de dólares en 2022, con una captación de cinco fondos de más de 10.000 millones de dólares, lo que supuso el 47% de la recaudación total de fondos.

"El año pasado hubo desafíos para los mercados privados, los cuales se materializaron en unos retornos erosionados vs. el año anterior, pero también se vio una gran evolución en la industria. La transición energética continúa aumentando y esto atraerá niveles de capital cada vez mayores en el ámbito de la energía y la sostenibilidad", concluye Tomeu Palmer.

Hallazgos del análisis

  • Tras un año récord en 2021, el volumen de operaciones de capital riesgo disminuyó un 26% en dólares y un 15% en operaciones. Aunque muchos en el sector sintieron la ralentización de la actividad (especialmente en la segunda mitad del año), 2022 fue el segundo año más activo de la historia.
  • La captación de fondos en los mercados privados mundiales se redujo un 11% en 2022, siendo el sector inmobiliario (-23%) y el de capital riesgo (-15%) los que cayeron más precipitadamente desde los récords históricos alcanzados en 2021. El crédito privado (+2%) se mostró más resistente.
  • Desde 2017, los activos bajo gestión (AUM) han crecido a un ritmo anual de casi el 20%, alcanzando los 11,7 billones de dólares a 30 de junio de 2022.
  • El dry powder supera los 3 billones de dólares, lo que refleja un aumento interanual del 8,4% y marca el octavo año consecutivo de crecimiento.
  • 2022 fue el primer año desde 2016 en el que el capital privado no fue la clase de activos privados de mayor rendimiento, registrando una rentabilidad del -9% hasta septiembre.
  • En el sector inmobiliario, los alquileres crecieron en todos los sectores, pero el volumen global de operaciones disminuyó un 20%. Tras más del doble interanual en 2021, el volumen de operaciones multifamiliares cayó un 29% en 2022, lo que supone casi la mitad del descenso global de la actividad de este tipo de activos.
  • Al igual que en el caso de los PE, las operaciones inmobiliarias del primer semestre se mantuvieron cerca del ritmo récord del segundo semestre de 2021, pero los volúmenes del segundo semestre descendieron vertiginosamente.
  • La captación de deuda privada creció un 2% en 2022, y ha crecido un 11% anual en los últimos 5 años. A medida que se agotaba la financiación bancaria en el segundo semestre del año, los inversores privados llenaron el vacío, financiando más del 80% de las operaciones de capital riesgo en el mercado intermedio.
  • La captación de fondos para infraestructuras y recursos naturales creció un 7% hasta alcanzar un máximo histórico de 158.000 millones de dólares en 2022, beneficiándose del cierre de un total sin precedentes de cinco fondos de más de 10.000 millones de dólares; estos fondos representaron un asombroso 47% de la captación total de fondos.
  • 2022 va camino de ser el mejor año para los fondos centrados en ESG; se han recaudado 23.600 millones de dólares hasta la primera mitad de 2022, acercándose rápidamente al récord anterior de 27.500 millones de dólares en todo 2021.
  • A partir de 2021, el 52% de los GPs compartieron sus métricas DEI durante sus procesos de fundraising, frente a sólo el 7% en 2015 y 2016.
  • Las mujeres representan ahora el 48% de los puestos de nivel inicial, pero sólo el 22% de los puestos de dirección. Las minorías étnicas y raciales representan el 39% de los puestos de nivel base, pero descienden a sólo el 17% en el nivel de director.

Noticias relacionadas

Un comentario

  • galan

    24/03/2023

    No hay que entender mucho sobre economía para darse cuenta que la mayor cantidad de dinero y riqueza la van a crear las energías renovables en todo el mundo.

    Cuando la fotovoltaica sea mas eficiente y económica, y sobre todo, cuando las baterías también sean más eficientes y económicas, no se puede predecir ahora mismo la cantidad de riqueza que se va a crear.

    Todos los sectores de la economía son importantes, pero, ninguno lo es tanto como que la Energía.
    Es lo que mueve el mundo, sin ella no funcionamos.

    Por ejemplo, invertir hoy a nivel personal en fotovoltaica en una casa puede ahorrar mucho dinero.
    También ahorra, muchos sobresaltos que da el mercado de la electricidad.
    Subidas del gas y de la electricidad, sin contar con nadie y sin saber porque?
    Cambios de contrato sin decirte nada, etc etc.

    Sin embargo desde que tengo las placas en mi tejado, el Sol, no me ha cambiado nada desde el primer momento.
    Con lo cual la diferencia, es muy grande, en lo personal y en lo económico.

    Por todo esto, aprovecho para decir, que no debemos dejar nunca que nadie nos ponga un impuesto al SOL.
    El Sol es una fuente de luz y de energía inagotable.
    Y sobre todo lo más importante, el SOL no es de nadie. El SOL es de todos.
    No debemos dejar nunca, que nadie se adueñe de el.

    Imaginemos que alguien les pusiera un impuesto a los agricultores por usar el SOL,
    Sería un despropósito grandísimo, y un grave error económico.
    Los agricultores tienen el derecho de utilizar el Sol tanto como quieran y los dueños de placas fotovoltaicas también.

    Digo todo esto porque sería un gran desastre económico para España, que algunos políticos, si ganan las elecciones, volvieran a poner este impuesto.
    O poner otro tipo de pega que se inventarán para parar nuestro desarrollo energético.

    No es una cuestión política, que gane el que tenga que ganar, pero, es importantísimo para España, que el que gane las elecciones, siga invirtiendo en renovables, y se olvide de invertir en gas o en otros sistemas de generar electricidad.
    Porqué, porque no hay nada más que leer este articulo para saber donde va a estar el futuro de la economía mundial.
    Los países que apuesten por ellas estarán a la cabeza, los que no apuesten, estarán a la cola.
    Ya lo digo yo en las energías renovables. Eólica y fotovoltaica.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Todos los campos son obligatorios