Petróleo & Gas

Bruselas aprueba el rescate alemán a la renacionalizada de Uniper

Alemania realizará una inyección de capital de 6.300 millones de euros a la filial de Gazprom en el país
Ningún comentario

La Comisión Europea ha dado este martes su visto bueno a Alemania para que efectúe una inyección de capital de 6.300 millones de euros a la filial de Gazprom en Alemania, Uniper, adquirida al cien por cien por el Estado alemán en noviembre y bautizada ahora como SEFE.

El Ejecutivo comunitario ha concluido que se trata de una "medida necesaria, apropiada y proporcionada" para evitar una grave perturbación de la economía alemana y cumple por tanto las normas de ayudas de Estado y rescates comunitarias, según ha informado en un comunicado.

SEFE proporciona el 14 % del gas en el mercado alemán, es propietaria del 28 % de las reservas de gas de ese país y de gasoductos en Alemania y otros países, según Bruselas, que ha recordado que en noviembre autorizó la nacionalización de la empresa por parte del Estado alemán para salvaguardar la seguridad de suministro por la guerra en Ucrania.

El Gobierno alemán se hace con el 99% de Uniper, su mayor grupo energético, por 8.000 millones

Tras hacerse con el control de la compañía, Berlín notificó su intención de acometer una recapitalización para cubrir los costes adicionales en que incurrirá la empresa para remplazar el gas que habría recibido de Rusia y cumplir así sus obligaciones, tras haberle suministrado ya liquidez en forma de préstamos.

La recapitalización avalada por Bruselas se llevará a cabo en forma de una conversión de deuda en capital.

Los mercados de Uniper

En su análisis, la Comisión señala que Alemania se ha comprometido a que el apoyo público no excederá el mínimo necesario para la viabilidad de la empresa, así como a proponer un plan de viabilidad para la misma o, en su defecto, una reestructuración, y a reducir, como muy tarde a finales de 2028, su participación en el accionariado a un 25 % más un acción.

Además, para garantizar la competencia, SEFE deberá deshacerse de su negocio en Suiza, Rumanía, República Checa, Eslovaquia, Hungría, Bulgaria y México.

Se ha fijado además un volumen máximo de gas natural que podrá vender SEFE hasta 2028 y que no podrá hacerlo por debajo del precio de mercado, al tiempo que se le prohíbe pagar bonus a sus directivos o adquirir participaciones en otras empresas hasta finales de 2026.

"La recapitalización contribuirá a evitar una grave perturbación del mercado de gas natural en Alemania: la medida busca restaurar el balance y la liquidez de SEFE en la situación excepcional causada por la guerra de agresión de Rusia contra Ucrania, mientras mantiene las necesarias salvaguardas para limitar distorsiones de la competencia", concluye la Comisión.

Noticias relacionadas

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Todos los campos son obligatorios