Movilidad

Ni los más caros se salvan: Mercedes-Benz llama a revisión a casi 4.000 berlinas electrificadas

Una no advertencia de un posible fallo en la batería ha provocado que casi 4.000 EQS, EQE y Clase S sean llamados a revisión
1 comentario publicado

Es de sobra conocido que los vehículos nuevos actuales están llenos de sensores que ponen en alerta a sus conductores ante la menor detección. Sin embargo, hay veces en los que estos avisos no se dan, pese a que cuentan con un error recurrente. Esto es lo que le ha pasado a Mercedes-Benz con, lo que es más curioso, sus modelos de gama más alta como son el Clase S híbrido enchufable así como los EQS y EQE. Y es que parece que algunas unidades de esta terna de modelos no avisarían a sus respectivos conductores en caso de que hubiese un fallo con la batería.

Entonces, ¿cómo ha descubierto Mercedes-Benz el error? Pues el fabricante alemán se percató en mayo de 2022 (ha llovido desde entonces) durante unas pruebas de batería y software en la que determinó que el sistema de administración de la batería de algunos vehículos podría experimentar un fallo y que algunas funciones de diagnóstico no fueran del todo certeras ni expuestas. Tras seguir la pista, la marca de la estrella determinó que el problema del sistema de advertencia de la batería podría causar que estos vehículos no cumpliera con el Estándar Federal de Seguridad de Vehículos Motorizados número 305 presente en los Estados Unidos y que rige a los eléctricos con "protección contra derrames de electrolitos y descargas eléctricas”.

Llamará a los afectados

Aunque esta anomalía en sí misma no supone un riesgo directo para la seguridad de los conductores, sí ocasionaría que el mismo desconocieses que hay un problema que podría acabar derivando en uno más grave, sobre todo en el caso de que se produjese un accidente o un incendio. En este sentido, el problema en cuestión ha afectado a un total de 3.823 vehículos que fueron fabricados entre el 14 de febrero de 2021 y el 8 de septiembre de 2022. Yendo específicamente a cada modelo, afectaría a un total de 133 Mercedes-AMG EQS 53 y 2772 EQS 450+ del 2022, 871 EQS 580 y 27 EQS 450 del 2022-2023, así como ocho EQS SUV 580, cuatro EQS SUV 450+, tres 2023 EQS SUV 450, tres S580E y dos 2023 EQE 350 del 2023.

Por suerte, Mercedes-Benz ha asegurado que no ha recibido ningún reclamo relacionado ni con la garantía ni con un informe de servicio, accidente, lesiones o daños a la propiedad y ni siquiera fallecimientos relacionados con este fallo. No obstante, para evitar posibles desgracias la firma Premium germana iniciará una campaña de llamada a revisión completamente gratuita que se iniciará a finales de junio, en concreto, a partir del 27 que es cuando se pondrá en contacto con sus propietarios.

Las aseguradoras no se arriesgan en caso de accidente con un coche eléctrico

Como medida de precaución, Mercedes-Benz hará que los concesionarios autorizados actualicen el software del sistema de gestión de batería en los EQS, EQE y Clase S afectados para que tras la misma el sistema detecte cualquier error y alerte adecuadamente a los conductores de su existencia, asegurando el cumplimiento de las normas de seguridad federales. El fabricante de automóviles recomienda a los clientes afectados que se comuniquen con su concesionario autorizado de Mercedes-Benz para programar una cita de servicio para la actualización del software.

Un comentario

  • galan

    09/05/2023

    Es normal, de que todas las marcas ,tengan algún fallo de fabricación.
    Lo importante es que se hagan cargo, y lo cambien en garantía.

    A mi Leaf le cambiaron la PDM, modulo de suministro de energía, tardando un día y en garantía.
    Tiene ya 38 600 kms, y el coche va perfecto.

    Tuve un Zoe, pero, esta vez se averió con 46.000 kms y también me lo arreglaron en garantía.

    Los eléctricos cuando pasen unos años se averiaran bastante menos que los de combustión.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Todos los campos son obligatorios